“En este sentido, esta reforma a la Ley 554, en el Arto. 4, es excelente porque está facultando a dos instituciones, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) para que busquen recursos internos y externos, y que estemos preparados para una posible alza de la electricidad”, expresó Pomares.

Añadió que por el incremento en el precio de los combustibles a nivel internacional, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional se está preparando para no afectar los bolsillos.

“Aquí los nicaragüenses debemos estar un poco más tranquilos porque no nos va a afectar a la hora un nuevo aumento tarifario y hay que dejar bastante claro esta situación, porque no son los ciudadanos los que van a pagar esto, eso va a ser de acuerdo al cambio de la matriz energética que vayamos superando, entre más MW vayamos teniendo, lógicamente en vez de aumentar, con eso se va a pagar estos posibles prestamos o financiamientos que nos haga el país que así lo desee”, declaró el dirigente del INDEC.

Según Pomares, las acciones tomadas por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega, son medidas responsables en las cuales se nota el interés de velar y pensar en no perjudicar a la población.