"Después de una serie de reveses, incluyendo una persistente fiebre, el presidente Bush fue ingresado este domingo en la unidad de cuidados intensivos del Hospital, en el que permanece en bajo vigilancia médida", ha comentado McGrath, que ha agregado que los médicos son “cautelosamente optimistas sobre el curso actual del tratamiento", informa Reuters.

El portavoz de la familia ha apuntado que el que fuera presidente de Estados Unidos entre 1989 y 1993 sufre de la enfermedad de Parkinson, lo que le provoca pérdida de equilibrio. Por ello, utiliza una silla de ruedas desde hace más de un año.

Tras someterle a una dieta líquida para paliar los efectos una persistente fiebre, los doctores habían previsto que pasara las fiestas navideñas con su familia pero su empeoramiento ha precipitado que permanezca en el centro hospitalario.

El portavoz ha apuntado que Bush padre está "rodeado de su familia, que es la mejor medicina, y aunque no es la manera ideal de pasar las Navidades, así son las circunstancias".

"Su ánimo es incansablemente positivo y bromea con sus doctores", ha agregado McGrath en declaraciones a la televisión local KPRC de Houston recogidas por Efe.

Su esposa Barbara, su hijo Neil, su nuera Maria y su nieto Pierce han acudido a visitarle al igual que sus otros hijos, el también expresidente George W. Bush, y Jeb Bush, exgobernador de Florida.

George H. W. Bush fue el 41 presidente de los Estados Unidos entre 1989 y 1993. Es veterano de la segunda guerra mundial y ha pasado por puestos tan importantes como embajador en la ONU, Jefe de la Oficina de Asuntos de los EE.UU. en la República Popular China, director de la CIA y vicepresidente durante dos mandatos de Ronald Reagan además de congresista.