Salazar, acompañado del director de aeronavegación, Mario Altamirano, expresó en conferencia de prensa que por orientaciones del presidente Daniel Ortega, el INAC procedió a la medida de cerrar esas dos aerovías a fin de que no corran peligro las naves que normalmente sobrevuelan ese sector de Nicaragua.

El capitán Salazar recordó que sobre el evento volcánico han estado recibiendo recomendaciones del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) para tomar las medidas de seguridad  necesarias para la aviación en general.

Señala el director del INAC, que una de los dos aerovías está ubicada entre cinco y 10 millas sobre el  Pacífico de Nicaragua y la otra sobrevuela todo el sector de occidente del país, sobre Chinandega y León.

De acuerdo con el capitán Salazar, una de las dos aerovías es, la, Golfo 436 y la otra es la Uniforme Alfa317, que se cierran porque la columna de gases y cenizas están alcanzando alturas de unos dos mil quinientos metros de altura sobre el cono del volcán, que tiene una altura  cercana a los mil 700 metros.

Notifican a aerolíneas que vuelen más hacia el norte


La altura que alcanza totalmente la columna es de unos 12 a 13 mil pies de altura y los vientos que empujan las cenizas, provocaron que Aeronáutica Civil tomara las medidas de cierre de la aeronavegación en el  sector de occidente, a fin de que la aviación comercial pueda hacer sus aproximaciones por el sector norte de la zona o más metido hacia el océano Pacífico.

Destacó el capitán Salazar que el INAC hace las coordinaciones notificando a las aerolíneas internacionales que operan en el país y a la aviación en general nicaragüense, a la vez manifestó que se hicieron las coordinaciones con la torre de control para evitar cualquier tipo de transito que se dé en este sector a fin de evitar un posible accidente.

Entre tanto el director de aeronavegación, Mario Altamirano Mario Altamirano, recordó que se comenzó a tomar medidas de seguridad  a partir de las seis de la tarde del martes 25 cuando en la institución tuvieron conocimiento de la actividad del volcán San Cristóbal.

Desvían tránsito aéreo a zonas de seguridad

Explicó Altamirano que lo Aeronáutica Civil está haciendo es proceder a desviar el tránsito aéreo cerca del Golfo de Fonseca hacia un punto más hacia el norte dentro del país a fin de que la aviación comercial no resulte afectada por la emanaciones de ceniza y arena del volcán, las que están siendo empujadas por los vientos hacia el océano Pacífico.

Aseguró el director de aeronavegación que las disposiciones que han sido tomadas por orientaciones de la presidencia protegen la aviación comercial sin cerrar el espacio aéreo para las aerolíneas que vienen a Nicaragua, al tiempo que recordó que en ese tramo también operan vuelos pequeños.