Hace un año cada uno de nosotros recibió una página en blanco con el número 2012, ahora al finalizar, debemos de entregar dicha página al Señor del tiempo, de la vida y de la historia. Qué acciones escribimos en esa página en los 365 días del año. (Si somos honestos y sinceros sabemos lo que hemos escrito) Pasaremos el examen o quedaremos aplazados. Cada uno de nosotros debe responder  con objetividad y transparencia en un autoexamen como quien se ve al espejo.

DIOS es tan bueno y misericordioso que ahora nos está dando una nueva oportunidad, nos está estregando una nueva página en blanco marcada con el número 2013, para que escribamos en ella nuevas acciones, las que deberían de ser positivas, dentro del marco de su voluntad, del amor a DIOS y al prójimo.

Animo hermanos, avancemos firmes con ACTITUD  de atletas y con VISION de profetas. No importa que los  agoreros  y falsos profetas den  presagios  de grandes cataclismos y hasta se atrevan a dar fechas para el fin del mundo. Porque los que confían en YAHVE se levantaran como las águilas y los que tienen a JESUS como su pastor estarán bajo su cobertura y  serán protegidos.

Demos gracias al Dios Yahvé, por su protección y cuidados, por bendecir a Nicaragua con un Kairós de amor, de solidaridad. Como hermanos y hermanas levantemos la bandera de la  paz, de  armonía  caminando juntos hacia la plenitud de los tiempos.

Que el 2013 marque nuestras vidas de manera positiva, trabajemos y luchemos por hacer realidad nuestros sueños. Comprometámonos en ser mejores padres, hijos,  hermanos, esposos, mejores amigos, mejores ciudadanos.

Gracias por leer esta breve reflexión,  que la misma sea como la semilla que cae en tierra fértil de esta Nicaragua fecunda, bendita de Dios. Con un clic puede enviarla  a otros en esa gran cadena de hermandad y solidaridad cristiana.

Un abrazo y bendiciones.

Rev. Miguel Ángel Casco González

Presidente de la Coordinadora Evangélica- CEPRES