La poeta Ana Ilce Gómez quien falleció este miércoles primero de noviembre, una de las voces más altas en la poesía y literatura nicaragüense fue homenajeada de cuerpo presente esta mañana en el Teatro Nacional Rubén Darío.

Gómez nació en 1945 en Masaya, murió a los 72 años de edad, su legado se enmarca en dejar a nuestro país una de las poesías más sencillas, pero con más contundencia, una frescura sin rebuscamientos.

Escribió dos libros el primero "Ceremonia del Silencio" de 1975 y en 2006 "Poemas del Humano Cotidiano que fue Premio Nacional de Poesía Mariana Sansón.

Según el arquitecto Luis Morales, director del Instituto Nicaragüense de Cultura, después de Rubén Darío es Carlos Martínez Rivas la voz más elevada en las letras poéticas, en cuanto a poesía femenina nicaragüense es Ana Ilce Gómez la más importante figura.