Se trata del sistema denominado 'Antifrancotirador', capaz de detectar los dispositivos ópticos y opticoelectrónicos de un tirador a una distancia de hasta 2,5 kilómetros en tres bandas espectrales a cualquier hora del día y de la noche y cegarlo con un haz de rayos de luz. El dispositivo cuenta con una cámara de fotos y de video.

Según Slichenko, el sistema ruso, que fue un obsequio al mandatario de Venezuela, ayudó al equipo de seguridad de Chávez a detectar a un francotirador a una distancia de 800 metros cuando el presidente se encontraba en la zona fronteriza con Colombia. El potencial agresor tuvo que escapar cruzando la frontera.

El directivo señaló que los servicios especiales rusos y extranjeros están adquiriendo este sistema. Slichenko añadió que los servicios de seguridad de al menos 15 jefes de diferentes estados ya están equipados con el dispositivo.

Los sistemas 'Antifrancotirador' se adaptan a las tareas profesionales considerando el tipo de unidad para el que van a trabajar. “En un dispositivo se combinan varios canales, lo que permite mejorar la eficiencia del sistema en diferentes condiciones climáticas y detectar el peligro a una distancia dos veces mayor que la distancia operativa de los sistemas ópticos de los francotiradores”, explicó Slichenko.