Un total de 21 brigadistas de cinco hospitales de Managua más el Centro Nacional de Dermatología, viajaron este lunes hacia comunidades de Rivas, San Juan del Sur, Belén y Tola, que resultaron afectadas por las inundaciones producto de la tormenta Nate.

La brigada de Salud compuesta por médicos generales, enfermeras y camilleros, estará por una semana atendiendo casa a casa y en albergues a personas que presenten cuadros respiratorios, infecciones virales, síntomas de zika, dengue, chikungunya y leptospirosis, entre otras dolencias.

Sin duda es una muestra del compromiso de los médicos sandinistas por cuidar la salud de la población nicaragüense.

El médico Eduardo Alguera, indicó que su labor será atender a las personas graves que necesiten ser trasladadas de un punto a otro.

"Siempre nuestro compromiso es atenderlos, se trata de ayudar a nuestros hermanos que ahorita lo necesitan", añadió el galeno.

Esta es la sexta brigada médica que ha partido con destino a Rivas desde que se decretó la emergencia, como consecuencias de las pasadas torrenciales lluvias.

"Como trabajadora de la salud esta es una gran oportunidad para ayudar a la población más necesitada por los desastres naturales, este es un mandato que el Señor Jesucristo nos ha dado que es amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos", dijo Jenifer Castillo López, auxiliar de enfermería del hospital Alemán Nicaragüense.

Charlas sanitarias y medicamentos serán brindados a los pacientes

Ricardo Solís, médico del hospital La Mascota, indicó que "Estaremos dando medicamentos profilácticos para evitar la leptospirosis por el aumento de las lluvias y ayudar en lo que podamos a las personas afectadas por enfermedades transmisibles".

Por su parte, la doctora Carolina Dávila, explicó que se estará visitando casa a casa y en los albergues para atender a personas en estados febriles, mujeres embarazadas, niños y personas de la tercera edad.