Gracias a este subsidio, el reajuste tarifario será de un 9 por ciento, mitigando así el impacto en la bolsa de los consumidores del servicio eléctrico.

La medida fue anunciada por las autoridades del Instituto Nicaragüense de Electricidad, luego de que el Ministerio de Energía y Minas  les notificara la disposición de los fondos que en total suman los 45 millones de dólares para garantizar que la factura de energía eléctrica no suba más del 9% en los próximos 6 meses.

David Castillo, presidente del INE, aclaro que “en el caso de los consumidores de los 150 kwh domiciliares que por ley están subsidiados,  que en promedio rondan 670 mil familias, casi 4 millones de nicaragüenses,  esos por ley el resto del año y el próximo año seguirán congeladas  sus tarifas conforme lo explica la ley y pagaran el monto que pagaban en junio de 2005”.

“El resto de consumidores  tendremos un incremento del 9 % en la tarifa efectiva que pagamos  y el otro 11.2% aparecerá en la factura  como financiamiento” indicó Castillo.

El titular el INE explicó que este financiamiento  van en la misma tónica de los del año pasado, “a largo plazo y pagaderos  posteriormente cuando la energía renovable comience a ingresar al sistema de forma masiva con los proyectos que están en marcha”.

Castillo valoró que esta  noticia “debe ser alentadora para la población, el hecho de que se  haya logrado obtener estos recursos”.

Aclaró que la medida solo abarca 6 meses porque  hay una gran expectativa y duda con lo que realmente va a pasar en el mercado  petrolero. “Hay muchas variables que nadie las puede controlar y esto sería aventurado definir políticas tarifarias sabiendo que van a haber muchos altibajos en esta industria”.

Castillo aseguró que “se está trabajando en estos próximos 6 meses un horizonte en el que el bunker se mantenga rondando los 100 dólares”, no obstante indicó que en el mes de junio se volverá a hacer otra revisión “para saber cómo está la industria, como están los precios y nuevamente veremos las alternativas que garanticen la defensa del bolsillo de las familias nicaragüenses”.

Así mismo expresó que la dependencia del petróleo  obliga a que se tengan que hacer ajustes tarifarios, pero afortunadamente las gestiones del Presidente Daniel Ortega fueron positivas para lograr un amortiguamiento en el precio de la factura eléctrica.