El doctor Larios afirmó que el gobierno del presidente Daniel Ortega impulsó el plan denominado “Que las quemaduras no cambien el futuro de nuestros niños”. Por medio de este plan se dan una serie de recomendaciones para evitar accidentes de quemaduras, y la disminución de los casos revela que los padres de familia los han seguido.

El compañero Larios dijo que afortunadamente disminuyó la cantidad de quemaduras, sin embargo el 24 de diciembre en el hospital fueron atendidos cuatro casos de niños que se vieron afectados con pólvora y líquidos calientes.

El primer caso fue de una niña de ocho meses de edad que andaba gateando y tocó un enchufe lo que le provocó quemaduras en la mano derecha, dijo el galeno, en tanto que un segundo caso fue el de un niño de siete años de edad que se quemó el dorso nasal en la cara con una candela romana, pero el grado de la quemadura no ameritó que el menor fuera ingresado al hospital.

De acuerdo con la información dada por el doctor Larios, también se registró otro niñito con quemaduras en segundo grado por manipulación de un arbolito. Este menor de edad se encuentra hospitalizado con parte de los pómulos quemados, así como parte del área peri orbital.

Así mismo una niña de un año de edad sufrió quemaduras con una sopa de mondongo que estaba en el comedor de su casa y al halarla, se le vino encima, provocándole quemaduras en la cara y hombro derecho.

Reiteró el doctor Larios que “no hay ninguna pólvora que no sea peligrosa, lo hemos dicho ya y muchos padres de familia han atendido estas recomendaciones”. Destacó a la vez que el buen gobierno del presidente Daniel Ortega está interesado en prevenir situaciones como la ocurrida con estos niños y por eso es que se ha lanzado el plan de prevención.

Recordó que en el 2011 había el doble de niños quemados y con quemaduras mucho más  graves que las que hay actualmente en el hospital. Hellen Martínez, madre de una niña que se encuentra hospitalizada, llamó a los padres de familia a no descuidarse con sus hijos para que no tengan que tenerlos hospitalizados a causa de dolorosas quemaduras, como la que producen los líquidos calientes.

Entre tanto Francisco Javier Jiménez, quien estaba con su hijo Alexander Jiménez, señaló que es importante que los padres de familia no dejen jugar a sus hijos con pólvora, dado que así fue como se quemó su pequeño en la cara, a donde le alcanzó la llama de un arbolito.

Nancy Sofía Mairena, quien también tiene ingresada en el Vélez Paiz a su hija Ángela Roiz Mairena, también pidió a los padres de familia poner cuidado de los mensajes emitidos por medio de la campa gubernamental y fijarse en lo que están haciendo sus hijos para evitar quemaduras en los menores.

Casos atendidos por Cruz Roja


Entre tanto, consultada la vocera de la Cruz Roja Nicaragüense, Genoveva Ruiz, sobre los casos presentados durante entre el 24 de diciembre y el 25, dijo que hubo 58 servicios a nivel nacional, de los cuales 39 fueron realizados en Managua. La mayoría de estos casos fueron por personas agredidas y en 25 accidentes de tránsito.