El Ejército de Nicaragua y los Bomberos Unificados se adentraron a las comunidades de Tepalón, El Tabacal y Malacatoya en el departamento de Granada a bordo de lanchas rápidas para realizar las labores de salvamento, tomando en cuenta que la crecida del río Malacatoya ha ocasionado serias inundaciones.

Las familias con mucha disposición salieron de sus viviendas portando lo necesario, destacando que lo más importante es preservar la vida y permanecer en un sitio seguro ante las lluvias.

"Salimos con la ayuda del Ejército, sabemos que lo importante es resguardar la vida. Soy una anciana que no puede permanecer en un lugar de riesgo. Salí junto a mis nietos y la verdad es que estamos agradecidos con el Gobierno porque nos está apoyando", expresó Amanda Arauz.

Así mismo Juan Ortiz dispuso salir de su casa en compañía de sus dos hijos y su esposa, la cual está embarazada.

"Perdimos todo, la corriente se llevó las cosas pero lo más importante es que estamos vivos, no importa lo material porque con esfuerzo lo podemos reponer. Gracias a Dios todos estamos vivos y aquí estamos acatando orientaciones del Gobierno", dijo.

De igual manera doña Elsa Flores refirió: "Todos estábamos nerviosos, pero siempre confiamos en que nos rescatarían y así fue, el Gobierno nos buscó y nos sacó de esa situación, todos nos mojamos, las camas, el televisor, hasta un chanchito se nos llevó el agua pero eso es secundario pues estamos vivos".

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias

lluvias