Hace 34 años un grito Heroico y Victorioso recorría el Mundo. Monimbó, Nicaragua, se alzaba como el inmenso y bíblico David.  Monimbó incendió chispas que prendieron Hogueras de Libertad surcando todo el Territorio Nacional. Monimbó, Símbolo perenne de esta Nicaragua, codiciada y agredida por los Imperios. Símbolo de Resistencia. Símbolo de Bravura. Símbolo de Confianza en un Espíritu Superior de Justicia que confiere Fuerza a quienes, con el corazón limpio y convencido, reclaman despertar.

Monimbó, como Nicaragua, desafiante desde la sangre, el nervio y músculo de una Cultura Milenaria. Monimbó, como Nicaragua, convirtiendo cada desafío en Camino, Búsqueda, Tránsito para aprender, para mejorar, para conservar lo Bueno y crear Más.  Para habitar un Nuevo Día hecho de nosotros mismos, con nosotros mismos, pero diferente.  Un Nuevo Tiempo, donde el Espíritu de Comunidad prevalezca más allá de cada uno, con su Derecho a ser único, hacia un nosotros, que nos incorpora a [email protected], en nuestro Derecho de Pueblo Libre y Consciente.    

Nuestro Deber és Vivir desde los sentimientos más positivos.  Nuestro Deber és convertir el Cariño, el Respeto, la Fraternidad, la Unidad, en conducta cotidiana.  Nuestro Deber és reunirnos para pensar, decir, decidir, para hacer... para comprender, y para emprender cada capítulo de esta Otra Historia, como síntesis de todo lo que hemos sido, y como Propuesta de todo lo que queremos ser.

Monimbó en la Música y Danza de una Juventud Eterna; tanto muchacho y muchacha heroicos, cuyos nombres han florecido en calles, plazas, pero sobre todo en el corazón agradecido de Nicaragua. Monimbó, como referente y como ejemplo de Valor, Fé, Religiosidad, Trabajo. Monimbó en la imaginación de nuestra Juventud, en estos días en que el Servicio Social, la Mística de Servicio, la Ética de Servicio, nos convierte en Promotores de Solidaridad, Dignidad, de Cultura y Vida en Libertad y Fraternidad; con ese legado intenso, hoy construimos Presente y Promovemos Futuro, Cultivado con Amor, Paz y Vida !

Monimbó en los ojos de cada joven, de cada nicaragüense que ve la Existencia con Valores Cristianos, con Ideales Socialistas, con Prác-ticas Solidarias; en las Mujeres, que nos afirmamos en estos Caminos de Restitución de Derechos, donde queremos avanzar con nuestros compañeros, en Equidad y Complementariedad, compartiendo la Vida, los espacios, asentando Protagonismos y Derechos desde nuestra Iden-tidad y Cultura, desde la Persona, la Familia y la Comunidad, como latidos indispensables de un corazón vigoroso y vital que mueve a todo Nicaragua.

Desde esta Masaya Heroica y Victoriosa, desde este Monimbó, Leyenda y Realidad, desde esta Cuna de Espíritu, Cultura, Insurrección, Cuna de Luchas Populares, de Triunfos Populares, saludamos un Aniversario, celebramos un Aniversario, pero sobre todo celebramos esta Nicaragua Unida, Linda y Libre que, con Amor, Tenacidad, Empeño, pero sobre todo con Fé, y de la Mano de Dios, avanza al encuentro de un Porvenir Justo, Fraternal y Solidario. Un Porvenir Comunitario. Un Porvenir de [email protected], para [email protected], con [email protected], y por el Bien de [email protected]  Un Porvenir, Dios Mediante, la Virgen Adelante, de Prosperidad, Bendiciones, Victorias, que representen Libertad, Bienestar, Vida, Salud y Fuerza, para todas las familias nicaragüenses.

Rosario Murillo


Febrero 24, 2012

Monimbo és Nicaragua !