Con lágrimas en sus ojos y con una memoria llena de gratos recuerdos, así se mostraron los familiares, amigos y colegas del camarógrafo de televisión Mario Iván Herrera, quienes la mañana de este miércoles le dieron el último adiós en el sitio que hoy se convierte en su última morada, el Cementerio Jardines del Recuerdo.

Siendo cargado en hombros por sus compañeros de trabajo, Herrera, conocido cariñosamente por sus más cercanos como “Chabelo”, deja en el gremio una estepa de gratos recuerdos, anécdotas, pero sobre todo el conocimiento compartido con los que por años trabajaron junto a él en la televisión nacional, donde se dio a conocer por su excelente trabajo en la captura imágenes de eventos que han marcado la historia del país.

La periodista María Gabriela Vega, compartió con Herrera muchos años de labor desde el Canal 2 de televisión, espacio en el cual aprendió a conocer al ser extraordinario que hoy deja un gran vacío con su partida física.

La muerte de Mario es un impacto muy fuerte para el gremio periodístico sobre todo para quienes trabajamos de cerca con él, nadie esperaba una noticia como tal, estamos muy conmovidos, pero con la clara idea que Mario fue un camarógrafo que compartió muchos de sus conocimientos hasta sus últimos días”, dijo.

Así mismo, su amigo y ex compañero de labores Guillermo González, entre sollozos comentóSiempre fuimos grandes amigos, más allá del trabajo compartíamos ratos alegres, siempre con su manía de poner apodos a los demás, pero ese sentimiento tan profundo que tenía en compartir su experiencia con quienes tenían dudas y deseos de aprender lo ubicaron en un lugar importante porque para muchos fue un maestro”, añadió.

Además de ser un excelente compañero de labores, Mario fue un padre abnegado, buen hijo y respetuoso de sus mayores, así lo manifestó su tía Vida Jerez, quien, a su vez, destacó su incansable entrega al trabajo.

Mario Iván estuvo en los momentos más difíciles que ha enfrentado el país, siempre fue un hombre entregado y responsable en su trabajo, fue además un padre amante de sus hijos, de su esposa, mi sobrino se caracterizó por respetar a sus mayores y mostrar ese amor que nos tenía en su corazón. Mario fue un amigo incondicional y para cada momento tenía una sonrisa y una palabra de aliento ante las dificultades de la vida”, dijo.

Mario estaba laborando en el canal 13 Viva Nicaragua como camarógrafo, desde donde se difundieron imágenes captadas por este profesional de la televisión en diversos acontecimientos que se produjeron en el país.