“Tengo dos años de congregarme en esta iglesia y hasta ahora lo veo más amplio. Está muy lindo cómo lo tienen iluminado y tengo entendido que hay piezas con más de cien años”, mencionó doña Maritza Rocha del barrio Venezuela.

Esta señora que reside en un barrio capitalino hizo un llamado a ser solidarios con los necesitados en esta época navideña, época que considera debe ser para dar la mano a los más desprotegidos.

“Es tiempo de reflexionar sobre todo lo que está pasando y enmendar un poco nuestros pasos”, dijo Rocha.

En tanto Enrique Torres de la colonia Jardines de Veracruz dijo que decidió traer a su esposa y familia para explicar a sus hijos el origen del Hijo de Dios, el Señor Jesucristo que nació en un pesebre rodeado del amor de sus padres y algunos animales.

“Para la Navidad significa muchas cosas y está enmarcada dentro de una fiesta religiosa el nacimiento de Cristo. El nacimiento de Jesús significa el renacer de un Mesías anunciado en la época”, señaló Torres.

El nacimiento del Hogar Zacarías Guerra ya tiene más de 30 años de estarse construyendo para honrar el nacimiento de Jesús, con la coordinación en sus inicios del padre José Horacio Gutiérrez, uno de los primeros sacerdotes de este centro que ahora es rectorado por el padre Joselito.

“Aproximadamente tiene 250 piezas, algunas tienen 70 años en donde cada año se agregan nuevas piezas con la participación de los jóvenes internos del Hogar Zacarías Guerra”, comentó  Francisco Calero, que es uno de los compañeros que se encargan de la construcción de este bello nacimiento.

El proceso de instalación inicia a comienzos de diciembre para que el 15 del mismo mes todas las familias de la capital y de Nicaragua comiencen a visitarlo en Unidad.

Este 2012 se recreó otro nacimiento en este centro que está conformado por piezas artesanales elaboradas por los artistas nicaragüenses de los municipios de Catarina y San Juan de Oriente.

“Este año quisimos recrear el misterio como tal, pero también recrear algo típico nicaragüense y lo que hacen las familias normalmente en sus hogares. Aquí tenemos aproximadamente 60 piezas”, dijo Calero.