Desde muy tempranas horas de este sábado 22 de diciembre, decenas de personas se encontraban haciendo filas para abordar las diferentes unidades que van con destino a Chinandega, Carazo, León, Rivas, Granada y Masaya.

Todos nuestros entrevistados se mostraron felices de tener vacaciones y de un 2012 Bendecido, Prosperado y en Victoria, ya que aseguraron haber disfrutado de la paz y tranquilidad que vive Nicaragua.

En estas terminales los compañeros inspectores del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) han redoblado esfuerzos para garantizar seguridad y buen servicio de parte de los operarios de las rutas interurbanas que están acatando los precios de las tarifas establecidas hace un par de meses.

Entre estos usuarios se encuentran jóvenes universitarios y profesionales de las diversas ramas que laboran o estudian en la capital, pero también pudimos observar familias de seis, cinco o cuatro integrantes que cargaban sus maletas para disfrutar sus vacaciones navideñas.

Uno de estos casos fue la señora María Auxiliadora Ordoñez, que se dirigía hasta San Francisco del Norte en Chinandega, lugar donde estará con sus familias por espacio de una semana.

“Voy a visitar a mi familia en la frontera (con Honduras), voy hasta San Francisco de Chinandega, de ahí son mis padres y voy con mis dos nietos y mi hija”, citó esta señora que asegura visitar a su familia dos veces cada año.

“En este maletero llevo ropa, comida y hasta un televisor les voy a regalar a mis viejitos (sus padres), voy feliz porque voy para donde mi familia”, agregó esta señora que reside en Diriamba, Carazo.

“Voy a visitar a mi familia durante tres días, voy a León a la comarca Le Leona. Vamos preparados con todos y vamos a pasarla con mi mamá y mis hermanos”, citó don William Leiva, mientras sus dos pequeños hijos no se le soltaban de sus brazos.

La estudiante de Administración Turística Karen González y que reside en el barrio Laborío de León, iba con dos mochilas, su computadora portátil  y con su madre Karla, para pasarla la Navidad con sus seres queridos.

“Yo me regreso el 26, pero mi madre se queda hasta fin de año, vamos contentas porque todos los años tratamos de pasarlo juntos en familia”, señaló Karen.

Carlos Jarquín Mendoza, reside en Managua desde hace 8 años, en la capital se enamoró de la que hoy es su esposa y con ella iba con destino a Rivas, a pasarla con su familia que el próximo 2013 tendrá un nuevo miembro.

Brindando seguridad a pasajeros

“Vamos muy felices porque estaremos con toda mi familia, llevó a mi esposa que por primera vez vamos a tener un hijo y eso es una gran bendición de año nuevo”, contestó Carlos, minutos antes de abordar el bus que lo llevaría a la famosa Ciudad de Los Mangos.

En la terminal del Israel Lewites se está garantizando la comodidad de los pasajeros, pues tiene la tarea de chequear que cada unidad vaya con el número de pasajeros que establece la tarjeta de circulación emitida por Tránsito Nacional.

“Estamos coordinando que cada bus vaya con su capacidad establecida para darle un mejor servicio al usuario. Se llena con la capacidad que dice la tarjeta de circulación, si la tarjeta dice 60 solamente 60 pasajeros sentados, no estamos permitiendo pasajeros de pie”, dijo Guillermo Urbina Sevilla, coordinador de la terminal del Israel Lewites.