El anuncio lo hizo durante la conmemoración de la gesta heroica de Monimbó, actividad en la cual también participó la compañera Rosario Murillo Zambrana, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo, el Alcalde de Masaya, Félix Trejos Trejos, entre otras personalidades.

Daniel informó que en homenaje a los combatientes que dieron sus vidas por nuestra patria y en honor al esfuerzo que desarrollan los campesinos y todos los trabajadores en Masaya y en toda Nicaragua, en aras de seguir estimulando el desarrollo de la pequeña y mediana empresa familiar, desde el Gobierno se está trabajando en la creación de un Ministerio de Economía Familiar Comunitaria y Cooperativa para que atienda fundamentalmente la economía nicaragüense, la agricultura familiar y comunitaria para que produzca y se incorporen más personas a estas actividades.

“Para que los que no tienen tierras tengan tierras para desarrollar estas actividades, para que los que no tienen el titulo tengan el titulo pero que también tengan un crédito justo para poder producir más y mejor, y tengan acompañamiento tecnológico para adquirir más conocimientos, más desarrollo para producir mejor”, expresó el mandatario nicaragüense.

El Presidente señaló que con dicho Ministerio, que en lugar de tener 300 mil artesanos y cooperativas en Nicaragua, para el año 2017 se cuente con 500 mil familias participando de estas actividades productivas.

“Nuestro país no puede depender solamente de la gran inversión, de la gran empresa, le damos la bienvenida a la gran inversión, a la gran empresa, pero nuestro principal capital, nuestra principal riqueza, la mayor seguridad la tenemos en la pequeña empresa que tiene sus raíces en Nicaragua y que ha crecido y seguirá creciendo en nuestra patria”, añadió.

Pequeña empresa para combatir la pobreza

El compañero Presidente destacó que en los tiempos actuales en los cuales hemos logrado conquistar la paz y ponerle fin a la guerra, los nicaragüenses debemos estar unidos ayudándonos unos a otros para traerle bienestar y progreso a nuestro pueblo, para derrotar la pobreza y la extrema pobreza, que es el gran enemigo, pero que debemos derrotarla creando empleo, pero no solamente con las grandes inversiones que construyen fábricas y le dan trabajo a centenares y miles de nicaragüenses, sino generando empleo a partir de lo que ha sido la mayor riqueza en la generación de empleo en nuestro país como es la pequeña industria, la pequeña empresa familiar, la mediana industria, la mediana empresa y los artesanos.

“Y nosotros tenemos una potencia o un potencial y somos una potencia diría, ya en lo que es la pequeña y mediana empresa y artesanos, esto significa que en estas actividades se encuentran laborando casi 3 millones de nicaragüenses, y aquí en Masaya el total de artesanos, pequeñas industrias que tenemos en nuestro país hay un porciento muy importante que anda por el 16% en lo que es una economía familiar y comunitaria, porque es cierto, es bueno que vengan inversiones que generan empleo, empresas de diferentes tipo, algunas de las cuales se encuentran en este departamento de Masaya, pero también es cierto que no podemos dejar a un lado lo que son nuestras propias capacidades productivas que se han venido desarrollando a lo largo de nuestra historia por la propia iniciativa de las familias nicaragüenses”, expresó Daniel.

El comandante Ortega explicó que al llegar al Gobierno el Frente Sandinista en el 2007, en Nicaragua había 1,722 cooperativas, pero que en cinco años del Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario se pasó de 1,722 a 4,192 cooperativas, es decir más de 2,470, más de 223 mil 69 familias que se benefician de estas actividades productivas.

“Todas estas cooperativas se encuentran en la producción no solamente artesanal, que es tan importante, sino también en la producción de alimentos, en la producción de frijoles, de café, semilla certificada, hortalizas, actividades forestales, porcinas, arroceras, producción de plátanos, de raíces y tubérculos, producción de cacao, producción de miel de abeja, producción avícola, producción de camarón, en la pesca, en diferentes actividades agropecuarias y a estas actividades se han incorporado más de 100 mil mujeres en estos cinco años que han sido beneficias con el programa Hambre Cero, mujeres que hoy están trabajando dignamente en beneficio de sus familias”, enfatizó el Presidente Daniel.

Indicó que los artesanos, las pequeñas y medianas empresas en Nicaragua representan el 70% de las actividades laborarles de nuestro país, y aportan el 40% del Producto Interno Bruto.

Orden "Comandante Camilo Ortega" para artesanos

El Alcalde de Masaya, compañero Félix Trejos Trejos, entregó al comandante Daniel Ortega Saavedra, la resolución del Concejo Municipal que crea la Orden Comandante Camilo Ortega Saavedra, la que todavía no ha sido entregada a ninguna persona.

El comandante Daniel manifestó que le sugirió al edil de Masaya que en la próxima sesión del Concejo Municipal consideren otorgarles la Orden a los artesanos de Masaya, hombres y mujeres, y a los campesinos.

Daniel destaca a Consejo de Ancianos

Daniel reconoció y destacó la representación del Consejo de Ancianos de Monimbó, que representa la sabiduría, la cultura y la identidad de nuestros antepasados indígenas, “porque como decía Darío y como decía Sandino, en nuestras venas corre la sangre indígena y orgullosos debemos sentirnos todos los nicaragüenses de que por nuestras venas corra la sangre indígena”.

“Nuestro reconocimiento por este Consejo de Monimbó que ha sabido mantener viva esa llama de la identidad de nuestros antepasados que siguen estando presentes en estas luchas, siguen contribuyendo a que Nicaragua pueda continuar venciendo el flagelo de la pobreza”, agregó.

El 28 de febrero se rendirá homenaje a héroes de San José de las Mulas

El Presidente Ortega refirió que desde Monimbó también se rendía homenaje a los héroes y mártires de San José de las Mulas, muchachos que entregaron sus vidas y a quienes se les estará conmemorando el día 28 de febrero, fecha en que se rememora a ese grupo de jóvenes de 16, 17 y 18 jóvenes que como resultado de la violencia impuesta a nuestra patria fueron masacrados y asesinados.

Desde esta ciudad de Masaya, desde Monimbó heroico hoy les estamos rindiendo homenaje a aquellos hermanos que en el mes de febrero de 1978 luchaban por la libertad de nuestra patria. Su Eminencia El Cardenal Miguel nos recordaba con ese testimonio donde a él le correspondió, como representante de Cristo, venir donde estaba el peligro, las balas, donde estaban los tanques, donde estaban los helicópteros disparando contra el pueblo a tender la mano al pueblo para contribuir a que no se produjese un mayor baño de sangre del que ya se había producido, en estas tierras, en esta comunidad heroica de Monimbó y entonces el grito en el mundo fue “Monimbó es Nicaragua”, se convirtió en un símbolo de lucha, de dignidad, de rebeldía.

Masaya luchó por la Paz, la Justicia y la Libertad

Su Eminencia Cardenal Miguel Obando, recordó que cuando fue arzobispo de Managua, en muchas ocasiones estuvo participando en las actividades religiosas que celebra el pueblo de Masaya.

Pero que también allí le tocó vivir muy duros y tristes de la lucha del pueblo nicaragüense contra la dictadura somocista.

Señaló que en esos tiempos visitó Masaya y logró entrar hasta las zonas de combate, donde trató de llevar el mensaje de la paz y el diálogo entre los nicaragüenses.

“Debíamos buscar la paz y el diálogo para evitar más derramamiento de sangre”, afirmó.

El Cardenal señaló la importancia de recordar a todos aquellos que ofrendaron su vida por la libertad de Nicaragua.

“Muchos entregaron su vida luchando para ver una Nicaragua mejor, para conseguir la paz que todos anhelábamos. Debemos recordar a estos jóvenes valientes y pedirle al Señor por su descanso eterno para que brille para ellos la luz eterna”, indicó.

“Hoy me alegra estar en esta ciudad de Masaya, ciudad valiente que luchó para conseguir la paz, la justicia y la libertad”, destacó el Cardenal Obando y Bravo.