El Ministerio de Educación desarrolló el Tercer Congreso Nacional de Educación a Distancia en el Campo, para analizar el impacto de la modalidad y prepararse para recibir la primera promoción de bachilleres de la modalidad en las zonas rurales del país en 2018.

Brania Obando, protagonista de la educación a distancia en Boaco, explicó que el modelo le ha permitido continuar sus estudios, al igual que a muchos de sus compañeros, a pesar de habitar en comunidades alejadas.

Me ha ayudado de mucho porque cuando había largo otra escuela y ahora me queda más cerca donde hicieron esa escuela. Se nos facilita más porque teníamos que viajar largo y teníamos que pagar pasaje y es demasiado caro y ahora que nos han puesto esto es más fácil y más rápida”, dijo la joven, asegurando que un 50% de sus compañeros en modalidad regular, han optado por la secundaria a distancia.

A su vez, Tesia Torrez, Delegada Departamental del Mined en Puerto Cabezas, Waspam y Prinzapolka, expuso que tienen dos años trabajando en esta modalidad en 33 escuelas.

Es muy bueno especialmente para nosotros los costeños donde la educación ha sido mermada por muchos años. Con este nuevo modelo de Gobierno, con este nuevo modelo educativo más bien estamos prosperando, estamos creciendo y efectivamente las familias aprueban mucho eso”, precisó.

María Elsa Guillén, Directora General de Educación Secundaria, señaló que estas son modalidades relativamente nuevas en el país, que se dirigen a protagonistas de zonas rurales dispersas.

 “A esos niños y niñas egresados de multigrado para garantizar su continuidad educativa en educación secundaria y a otros niños para que logren culminar sus estudios de educación primaria”, señaló.

Guillén expuso que desde el año 2014 inició la modalidad, a quienes no podían continuar estudios de secundaria en una modalidad regular y a la fecha existen 520 centros educativos que brindan atención a 45 mil jóvenes que reciben educación hasta el décimo grado.