Chávez llegó acompañado por las ministras de Salud y de la Presidencia, Eugenia Sader y Érika Farías, respectivamente, así como por su hermano Adán Chávez, gobernador del estado de Barinas (suroeste).

A su arribo a la mayor de Las Antillas, el líder de la Revolución Bolivariana afirmó en comunicación telefónica con la estatal Venezolana de Televisión (VTV), estar preparándose para los exámenes previos a la cirugía y garantizó que “todo saldrá bien”.

Dijo que continúa “lleno de fe y esperanzas por la vida”, así como también “de fuerzas” para enfrentar este percance de salud.

Asimismo, recalcó que a su llegada a Cuba sostuvo un muy breve encuentro con su homólogo, Raúl Castro, y que cuenta con la compañía de la ministra venezolana de Salud, Eugenia Sader, que será su vocera “cuando haya que anunciar algunos detalles”.

“Fue un viaje sin novedad (...) Hoy (viernes) voy a descansar un poco y mañana será un día de evaluaciones. Tengo la certeza de que vamos a derrotar esta enfermedad, como hemos derrotado otras adversidades”, expresó.

Unión suramericana

Por otro lado, al ser consultado sobre los proyectos emprendidos, Chávez aseguró hay que seguir trabajando por “dar a nuestro pueblo desarrollo y justicia social”, así como también continuar fortaleciendo la unidad regional.

En este sentido mencionó que posiblemente el líder de Revolución Cubana, Fidel Castro, vaya a visitarlo y estará muy pendiente de los detalles de su salud.

“Estoy lleno de fe y tengo la certeza que derrotaremos este cáncer”, agregó al destacar la gran cantidad de mensajes de solidaridad que ha recibido en las redes sociales y vía mensajes de texto.

El pasado martes Chávez reveló que tenía una lesión de dos centímetros de diámetro que se le formó en el mismo lugar del que se le extrajo un tumor en junio de 2011 y que fue detectado el sábado pasado, durante el chequeo cuatrimestral que se hizo en Cuba para determinar la evolución de su cuadro de salud.

Ese mismo día, el gobernante confirmó que viajaría a la capital de Cuba, La Habana, para realizarse una intervención quirúrgica en la zona pélvica.