La XXIII edición del Festival Internacional de Danza Contemporánea dio su función de Gala este miércoles con la presentación de artistas nicaragüenses y alemanes en el Teatro Nacional Rubén Darío.

Sin embargo, el evento que concluirá hasta el domingo 22 de octubre tuvo la participación de representaciones artísticas de Suiza, México, España, Paraguay, Guatemala y El Salvador.

Gloria Bacon, organizadora del evento, precisó que es un honor acoger tanto a los talentos nacionales como a otros artistas del mundo para vivir la experiencia de intercambio, compañerismo, amistad y solidaridad.

Sandra Gómez, directora de la compañía Arte y Danza, valoró que de esta manera se fortalecen primeramente los lazos de amistad entre ambas naciones pero también el fortalecimiento de las técnicas.

Ver el intercambio que tenemos y ver cuál ha sido el desarrollo, cómo se va desarrollando el nivel técnico de nosotros como bailarines con correspondencia a un país de Europa, en ver qué nivel y medir cuál es, cómo vamos nosotros a nivel centroamericano”, dijo.

Entretanto, la señora Ute König, embajadora de Alemania en Nicaragua recordó que la danza es un arte que se puede conocer sin tener palabras de por medio y se mostró contenta de poder tener en el país una danza contemporánea originaria de Berlín que ha obtenido premios a nivel internacional.

Además expuso que el grupo brindará un taller en la escuela de danza Espacio Abierto para compartir ideas sobre la danza moderna con artistas nicaragüenses.

König recordó que ambas naciones comparten lazos estrechos desde los años 80 y desde entonces existen muchos hermanamientos entre ciudades que trabajan conjuntamente para luchar contra la pobreza.

El festival dio inicio el pasado 6 de octubre y se desarrollaron presentaciones en distintas ciudades del país.