Ventidós denominaciones de las iglesias apostólicas, moravas, bautistas y episcopales, participaron en la celebración del 45 aniversario del Consejo de Iglesias Evangélicas Pro Alianzas Denominacionales (CEPAD).

Desde el templo ubicado en el hospital Bautista de Managua se llevó a cabo un culto de acción de gracias a Dios.

El CEPAD nació el 27 de diciembre de 1972, cuatro días después del terremoto que destruyó Managua.

Bajo el liderazgo del doctor Gustavo Parajón Domínguez se reunió en su momento con siete denominaciones Evangélicas. En la actualidad está compuesta por 22 denominaciones que a lo largo de los 45 años, han llevado el amor de Dios y apoyo a las familias afectadas por los desastres.

La Asamblea General de la CEPAD trabaja no sólo las emergencias sino que también se dedican al desarrollo de las comunidades.

Evenor Jeréz Rojas, sub director ejecutivo del CEPAD, durante el servicio de acción de gracias, explicó que el mensaje que traen es de servicio.

"El Señor nos manda a servir a los más necesitados, a los más débiles y continuamos con ese reto", dijo.

"Nosotros hemos participado en más de 4 mil 500 comunidades rurales en toda Nicaragua en los 45 años, han participado unas 200 mil personas en los programas", precisó.

Por su parte, el reverendo Garth Hewitt, fundador de la organización Amos Trust de Gran Bretaña, resaltó la paz que vive Nicaragua.

"Actualmente en todo el mundo se está hablando de guerra, eso no oigo en Nicaragua, en mi primer visita escuché mucho de guerra aquí y CEPAD me llevó a encontrarme con algunas personas que estaban trabajando por la paz, indicó.. Creo que CEPAD y Nicaragua son un ejemplo de cómo se puede trabajar por la paz y me gusta ver que hay ideas políticas diferentes pero están trabajando juntos".

"El CEPAD trae paz y esperanza, entonces representa el trabajo que Dios quiere que hagamos", finalizó Hewitt.