Un 17 de octubre de 1977 un grupo de revolucionarios, jóvenes de mente despierta, con sueños por cumplir, ofrendaron sus vidas al ejecutar el ataque al Cuartel Masaya.

Han pasado 40 años de este hecho histórico que marcó la vida de los masayas, y que sin duda alguna propició el triundo de la Revolución un 19 de julio de 1979. Para recordarlos, se rindió homenaje con un hermoso acto cultural en el parque central de Masaya donde estuvo presente el pueblo y las autoridades municipales.

El delegado presidencial para las inversiones, General (r) Álvaro Baltodano, acompañó al pueblo de Masaya en este homenaje que una vez más nos deja ver cuánto sufrió Nicaragua para poder salir de la dictadura y renacer como un país lleno de paz y prosperidad.

El Asalto al Cuartel de Masaya en octubre de 1977, donde murieron siete compañeros: Israel Lewites, Juan Carlos Herrera, Francisco Castellón Peinado, Maximiliano Somarriba, Norman López Porras, Rolando López Pórras y Manuel Sánchez, es recordado por el General Baltodano como la lucha que llevó a la población a sumarse a la causa del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que pedía al pueblo luchar para lograr la insurrección nacional.

“Así como una vez hace 40 años asaltamos este cuartel, una ofensiva ininterrumpida que no se detuvo a pesar que no logramos en ese momento el objetivo porque no pudimos tomarnos en cuartel, pero logramos que el pueblo se sumara a la lucha del Frente Sandinista que siguió persistente llamando al pueblo a la insurrección nacional dándose los resultados un 19 de julio de 1979, prácticamente dos años después”.

Muchos compañeros dejaron su valiosa vida siendo tan jóvenes, aquí hemos estado saludando a sus familiares, recordándolos hoy y todos los días con el ejemplo que ellos nos dejaron a como es seguir viendo por Nicaragua y seguir acuerpando este gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional”.

El General Baltodano, durante su visita, expresó que horas antes tuvo una reunión con hombres y mujeres emprendedoras, que con voluntad, disciplina y decisión están trabajando para lograr un futuro mejor.

“Hablábamos que para tener éxito el emprendedurismo debe tener un pilar fundamental, un gobierno que impulse y cree las condiciones para que el emprendedurismo exista, el gobierno del presidente Ortega y su vicepresidenta Rosario Murillo a la par de sus alcaldes y de sus autoridades trabajan para crear esas condiciones”.

Recordó que es arduo el trabajo para crear la paz, la tranquilidad, crecimiento económico, infraestructura, promoción de la inversión nacional y extranjera, el turismo, desarrollo social.
Por su parte, el candidato y actual alcalde de Masaya, Orlando Noguera, manifestó que esa acción sembró la semilla de la libertad.

Masaya recuerda como si fuera hoy esos combates que también se dieron en San Carlos, en Rivas, Ocotal y que nos unió en esa lucha del Frente Sandinista y tener esa Nicaragua que estamos construyendo en paz, tranquilidad y estabilidad, continuando con esas rutas de protagonismo de las familias, esos caminos de progreso y desarrollo económico para poder erradicar la pobreza”.

Enfatizó que en Masaya en la actualidad hay más oportunidades para emprender desde la familia.

Sebastian Escobar Morales, es uno de los sobrevivientes del combate que se dio en Masaya, él afirmó que la revolución continua pero viviéndose con gozo y alegría, dejando atrás la tristeza.

“Hoy se cumplen 40 años de haber venido a este plaza, desde entonces Nicaragua inició una lucha interminable, esta revolución continua celebrando con alegría, celebrando con gozo todos los actos que llevaron al triunfo de la revolución porque no podemos dejar al pueblo sin conocer la verdadera historia”.

Finalmente, la tradicionalista, promotora de la cultura de Masaya, Marta Toribio, expresó que todos los años rinden homenaje a los héroes y mártires con la representación del Toro Venado El Malinche.

“Venimos a decirles presentes a nuestros héroes y mártires en este Octubre Victorioso, a decirles que su sueño lo estamos logrando todos, aquí está Nicaragua celebrando con alegría, fe, devoción este homenaje, hemos traído una pequeña representación del Toro Venado el Malinche porque la cultura es primordial en estos nuevos tiempos”.

Recordó que hace 40 años, se vivieron momentos de mucho dolor, que han quedado en el recuerdo gracias a la prosperidad que ha logrado Masaya en esta nueva etapa de la revolución.

En nuestra mente tenemos impregnada la historia de ayer que fue muy triste, pero hoy estamos en una Nicaragua diferente, gozando de buenos tiempos, dejándole este legado histórico a nuestros hijos y nietos”.

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya

masaya