Con temas musicales interpretados por la Orquesta del Colegio Xilonem del Distrito II de Managua, dio apertura el Festival para las familias, organizado por el Movimiento Cultural Leonel Rugama en el Anfiteatro Tomás Borge.

En esta ocasión los jóvenes del Movimiento le dieron un giro diferente al evento para darle espacio a la celebración del XXIII aniversario del Festival Internacional de Danza Contemporánea.

El objetivo era dar a conocer que en los países se puede tener un intercambio cultural, un espacio de recreación para toda la familia para que conozcan más de las culturas de los diferentes países.

Orlin Arauz, del Movimiento Cultural Leonel Rugama, expresó que se decidió realizar un festival diferente con el acompañamiento de bailarines de otros países como Suiza y El Salvador. Así como de grupos nicaragüenses.

Todo para dar una gala de derroche artístico conociendo las diferentes culturas, todos como hermanos unidos en estos tiempos”, agregó.

Los asistentes pudieron disfrutar de la danza contemporánea del Grupo Juvenil Espacio Abierto de de Ticuantepe, quienes con sus movimientos y destrezas pudieron entretener y recrear a quienes les observaban.

Me encanta lo que ellos hacen porque así los niños están entretenidos en algo bueno, están conociendo la historia de nuestro país. Apoyo esta idea, ya que en vez que anden por otro lado haciendo lo malo están haciendo un trabajo perfecto", dijo doña María González.

Asimismo, dos jóvenes bailarines del grupo suizo Joshua Moten, hicieron su presentación compartiendo así su cultura a través del baile.

Marcelo Téllez, uno de los asistentes, dijo que estos espacios están muy buenos porque están promoviendo la cultura nicaragüense y sobretodo que hay seguridad.

Asistimos sin preocuparnos porque es bastante seguro y es una buena distracción para los que trabajamos todos los días y así nos venimos a despejar un poco”, indicó Téllez.