El General de Brigada Rogelio Flores, Jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, detalló las acciones desarrolladas para dar respuesta oportuna a la emergencia provocada por las fuertes lluvias de la semana pasada en todo el territorio nacional.

Flores explicó que las medidas se han enmarcado en el Plan Invierno 2017, que incluye además de acciones que se vinculan a las instituciones que conforman el SINAPRED.

Al respecto, detalló que producto de la tormenta tropical Nate se inició un proceso de monitoreo para dar respuesta en base al mismo.

code

Asimismo, dijo que luego de la alerta amarilla decretada por el Gobierno, el Comandante el Jefe del Ejército de Nicaragua decretó Estado de Elevada Disposición Combativa a las fuerzas y medios de la institución castrense.

“De tal manera que todas las fuerzas y medios se involucraron de manera directa en la respuesta. Primero en la coordinación con todas las instituciones, las autoridades locales, conocer cuáles eran el nivel de afectación y posteriormente la respuesta inmediata en aquella zona donde se encontraban personas que estaban en riesgo y de manera preventiva tenían que ser evacuadas”, aseguró.

Flores señaló que en la parte sur de Nicaragua, debido al mayor impacto, independientemente del trabajo en el resto del país, se evacuaron a un estimado de 970 personas, incluyendo pescadores que faenaban en los cayos miskitos, cerca de Puerto Cabezas.

code

Detalló que en la acción de respuesta participaron 1,500 efectivos militares, se emplearon 107 vehículos pesados y livianos para apoyar la auto-evacuación, 37 medios de superficie, incluyendo guardacostas y lanchas rápidas, para la evacuación, y 5 equipos de transmisión.

Del mismo modo se trabajó junto a otras instituciones de gobierno para limpiar y obstaculizar más de 800 kilómetros de carretera y red vial así como 184 puntos críticos donde se obstaculizaban las vías de transporte.

El jefe de la Defensa Civil señaló que se trasladaron a 43 personas por tramos destruidos, 15 mil galones de agua y se apoyaron los traslados de más de 2,300 paquetes alimenticios en zonas temporalmente aisladas por las lluvias.

code

Una tarea destacable fue la transportación de la barcaza en el Río Sapoá y el puente temporal que trabajará durante 8 días desde su instalación.

Flores anunció que el plan invierno del Ejército de Nicaragua no concluirá sino hasta diciembre, previendo todavía cualquier situación producto de lluvias en los últimos meses del año y que continúa la búsqueda de las dos personas desaparecidas, una en Chontales y otra en San Juan del Sur.

Actualmente el Ejército de Nicaragua se encuentra en disponibilidad de las autoridades civiles y del Presidente de la República para actuar en apoyo a la población en cuanto al traslado de suministro humanitario o donde existen dificultades de acceso y traslado.

code

code

code

code

code