En declaraciones a Prensa Latina, el Vicepresidente recalcó la posibilidad de estar presente en este acto y de representar al presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Tenemos el honor y la dicha de estar acá y de acompañar al presidente Evo Morales, a sus ministros, autoridades y también a los hermanos y hermanas que de otras partes del mundo que vinieron a esta isla del lago Titicaca, resaltó.

Halleslevens, quién llegó acompañado de su homólogo boliviano, Álvaro García Linera, participó en la ceremonia de limpieza espiritual realizada por los amautas (líderes religiosos indígenas) en el cerro Santa Bárbara.

Asímismo resaltó la posibilidad de asistir a una jornada que comenzó hace un par de días con muchas actividades y hoy tendrá su punto culminante.

Le damos la bienvenida a un nuevo ciclo, que esperamos los latinoamericanos y los seres humanos del mundo, sea un de paz armonía; un ciclo del consenso, de la fraternidad de la hermandad de bondad y donde digamos no a la guerra, aseguró el vicepresidente nicaragüense.

A su llegada a la Isla del Sol, Halleslevens apuntó que es un lugar mítico con mucha historia y la celebración del Pachakuti o tiempo nuevo, es un espacio para compartir con hermanos del mundo.

Estamos contentos de tener la oportunidad de participar este día en un momento que se inicia una nueva era de paz, amor, convivencia del pensamiento comunitario, destacó a la televisión boliviana.

Bolivia vive esta jornada la celebración del Pachakuti, que coincide con el solsticio de verano y concita la atención a nivel mundial.

El Día del Pacha, como designa la tradición de los aymaras y quechuas de Bolivia y Perú, es festejado por igual por los mayas guatemalteco-mexicanos, mapuches chileno-argentinos, chibchas colombianos y los quechuas ecuatorianos entre otras naciones de la región.

Esta celebración coincide con el Solsticio de Verano, el día más caliente del año y cuya llegada también es esperada por comunidades y reservaciones indígenas en Europa y Estados Unidos.