Cuando la creatividad y el empeño se juntan, el resultado es sencillamente impresionante y eso lo conoce el artista del bambú Maynor José Suárez, que desde hace 10 años elabora artesanías con esta madera que cada día es más apreciada por los nicaragüenses.

Este popular artesano del municipio de San Carlos en el departamento de Río San Juan, trabaja todos los días junto a su hija Julieth Suárez Centeno, que ya viene puliendo sus destrezas en la elaboración de estas artesanías, que son de gran demanda de turistas nacionales y extranjeros.

En la actualidad Maynor está recibiendo capacitación para mejorar la técnica, el manejo y la calidad de cada una de las piezas que elabora.

Durante muchos años fue un autodidacta y elaboraba sus artesanías a "puro ojo", pero gracias a los talleres y capacitación que le brinda el Ministerio de Economía Familiar con la asesoría de especialistas de China (Taiwán), la calidad de su producto ha dado un salto impresionante en el acabado.

Maynor tiene más de 30 años de ser artesano, trabaja con todo tipo de madera, incluyendo el mimbre. Incursionar con el bambú, se lo debe a un amigo originario de Bluefields, quien le retó a elaborar un barquito con esta madera.

"Hace como 15 años en San Carlos vivió un moreno de Bluefields y me preguntó si podía hacer un barco en bambú, yo antes hacia de mimbre, me retó a que hiciera uno y fue de esa manera que me involucre con el bambú", relató Maynor.

A partir de ese momento, comenzó a elaborar barcos a escala en bambú, los que fue obsequiando a amistades, y cuando ya dominaba la técnica comenzó a venderlos, ahora sus piezas son compradas en Costa Rica, Panamá y otras por europeos o norteamericanos.

Maynor ahora tiene siembros de esta madera en una propiedad de su familia. Su hija Julieth también se ha involucrado desde niña y hoy ayuda en la elaboración y comercialización de las artesanías en las ferias turísticas, municipales o comerciales que organizan las instituciones de gobierno.

Un apoyo muy importante

Maynor reconoce que ese apoyo constante de las autoridades del MEFCCA, han ayudado a su familia a mejorar sus niveles de vida, pues sus productos con mejor acabado y calidad, adquieren mayor valor que los turistas pagan complacidos.

"Antes mi esposa, mi familia teníamos deudas y me puse hacer barcos, barcos y otras artesanías que me las compraban y así salimos de las deudas", cuenta don Maynor, que también elabora muebles, retrateras, porta llaves, lámparas, entre muchos otros productos.

A este artesano las capacitaciones y talleres que ha recibido, le han servido no solamente para mejorar la calidad de sus artesanías, sino también para plantearse grandes metas, como construir un taller más grande para heredarlo a su hija.

Proyectos y metas

"Quiero tener un taller más grande para entregárselo a mi hija. Tengo herramientas de todo tipo y quiero dejarle su taller instalado, como ella estudia turismo yo quiero que tenga todo y con el apoyo del gobierno, de la alcaldía, todo es posible. Yo agradezco por eso al presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, por respaldar a pequeños artesanos de Río San Juan", expresó Maynor mientras trabaja en su pequeño taller.

"Desde pequeña me ha gustado estar en el taller, andar con él y ya más grande lo acompañó en las ferias. Yo me encargo de decorar, pintar las piezas, darle un acabado bonito", dijo Julieth, quien considera a su padre como un hombre ejemplo por el empeño y entrega al trabajo”, dijo la hija de este artesano.

Maynor ha brindado talleres a jóvenes que están incursionando en este tipo de arte del bambú.

Julieth sabe que su padre está dejando huellas en San Carlos, por eso ella también quiere aportar al desarrollo del municipio, desde su profesión como especialista el Turismo Sostenible.

En el departamento de Río San Juan hay centenares de artesanos, pintores primitivistas y emprendimientos, que están recibiendo el apoyo del gobierno, a través del MEFCCA.