La seguridad para las familias del municipio de Cárdenas, en el departamento de Rivas continúa siendo una prioridad para el Gobierno Sandinista, muestra de ello es el inicio de la construcción de un puente provisional que garantizará el paso vehicular y peatonal en el sector del rio Sapoá, el cual sucumbió  tras las abundantes lluvias registradas en días anteriores. 

El compañero Rodolfo Pérez, alcalde de Cárdenas destacó que “junto al Ministerio de Transporte (MTI), se trabaja en la instalación de un puente emergente, para ello se creará un mecanismo, de tal manera que el paso sea regulado, de las seis de la mañana hasta el medio día habrá paso vehicular y en el resto de las horas se trabajará en la instalación del mismo”, señaló. 

De igual manera, las autoridades han trabajado de manera paliativa con una barcaza y dos lanchas, mismas que facilitan el paso de las personas y los vehículos de un extremo al otro del río Sapoá

La Barcaza cuenta con una capacidad para 11 vehículos pequeños, estamos brindando el servicio de manera gratuita a la población y nosotros esperamos en los próximos días contar con el puente emergente ya instalado, que va a suplir la necesidad mientras se inicia con la construcción de un nuevo puente”, añadió Pérez.  

Ante el constante apoyo de las autoridades, la población se muestra contenta, asegurando que en ningún momento han dejado de contar con el acompañamiento del Gobierno Central y local. 

A pesar del desastre, lo más bonito e importante que hemos visto es el apoyo del Gobierno, desde la emergencia se han puesto al frente. De no ser por ello,s estaríamos incomunicados, pues la caída del puente nos dejó distanciados del resto del departamento”, refirió doña Martha Chavarría

Todos estamos tranquilos porque no nos sentimos solos, nos han extendido la mano en todo momento y ahora nos están ayudando a pasar el rio sin mayor problema, la lancha y la barcaza es gratis y eso es una gran ayuda”, dijo Ernesto Díaz.