¿Se imaginan si esto pasara en nuestro país? Nos habrían comido vivos, advirtió el mandatario ante los mil 226 reporteros que asistieron a la mega rueda de prensa en el Centro Mundial de Negocios de esta capital y que transmitieron la televisión y la radio nacionales.

Putin fue explícito al responder una pregunta relacionada con el enfoque de Washington respecto a este tema en otros países.

Estados Unidos interviene en los asuntos internos de Rusia con el pretexto de defender derechos humanos de los prisioneros, pero no estaría de más que prestaran atención a sus problemas, en concreto lo que ocurre en las cárceles de Abu Ghraib y de Guantánamo, emplazamiento que Washington mantiene en el oriente de Cuba contrario a la voluntad de su pueblo.

No lo sabemos, pero puede que sus agentes sigan recurriendo a la tortura, reiteró enfático.

Interrogado acerca de la Ley Magnitsky, que prohíbe a funcionarios rusos entrar en territorio estadounidense y establece el embargo de sus cuentas en ese país, el jefe del Kremlin respaldó la posición de la Duma estatal (cámara baja).

El proyecto de Ley antimagnitsky Dima Yakovlev, con enmiendas ratificadas en segunda lectura, y que prohíbe la adopción de niños rusos por ciudadanos estadounidenses, es una respuesta emocional de la Duma, pero considero que es adecuada, sentenció el estadista.

Criticó a continuación a las autoridades de Washington respecto al maltrato de infantes rusos adoptados.

Liberan de responsabilidad penal a quienes han cometido hechos delictivos contra esas víctimas, señaló.

Al retomar el tema del Acta Magnitsky, el líder de la Federación de Rusia aclaró que lo indignante para Moscú no es que Washington adopte medidas contra funcionarios rusos corruptos, sino que sustituya una ley antisoviética por otra antirrusa.

Se trata de que ellos reemplazan una ley antisoviética (la enmienda Jackson-Vanik, que restringía el comercio bilateral), por otra, insistió.

Estados Unidos trata de permanecer en el pasado y eso es muy malo, concluyó Putin su respuesta con esta advertencia.