Doña Telma Pérez Larios, de 75 años, fue una de las afectadas por las inundaciones de las lluvias en la comunidad El Limón 2, en Tola, Rivas. Su casa quedó prácticamente cubierta por el lodo, tras las fuertes corrientes que también se llevaron todos los enseres de su humilde vivienda.

Relató que la  lluvia  inició la noche del miércoles y a las 5 de la mañana del jueves el agua poco a poco iba subiendo, "y lo único que hicimos fue salvar nuestras vidas, pero la casa quedó totalmente destruida".

Para llegar a la casa de doña Telma recorrimos un camino en el que las botas de hule quedaban atascadas en el fango, haciendo más complicado el acceso. Al llegar, observamos a la anciana en las afueras  de lo que era su vivienda, hoy convertida en ruinas, con paredes de ladrillos derribadas y cubierta de lodo.

Ante esta situación tan difícil, el Secretario Político de esa zona, la representante de la Alcaldía, junto a jóvenes de Promotoría Solidaria, llegaron donde doña Telma para hacer efectiva la entrega de su casa solidaria.

Además de transmitirle ese mensaje de amor, le explicaron que por la difícil situación del terreno de su casa procedieron a trasladarla a un lugar seguro, en la casa de su hijo.

Una pichinga de agua,  un termo de café y sus chinelas, era lo único que conservaba  esta anciana, quién  agradeció al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional por entregarle una vivienda digna.

"Que Dios los siga bendiciendo al Presidente Daniel Ortega y a la  compañera Rosario Murillo, para que continúe ayudando a los más necesitados", concluyó.