Tras varios días de estar incomunicados los caminos que llevan hacia Pikin Guerrero, producto de la crecida de los ríos y quebradas, 23 familias afectadas, recibieron la mañana de este domingo la ayuda solidaria del Gobierno Sandinista.

Estas 23 familias son originarias de la comunidad El Potrerío, dónde las viviendas fueron totalmente inundadas. Para salvar sus vidas los pobladores cruzaron las aguas hasta llegar a la comunidad Pikin Guerrero, donde gracias al modelo solidario recibieron cobijo en casas de amigos y familiares.

La alcaldesa de Acoyapa,  Nelly Marina García, llegó personalmente a entregar alimentos, plástico, sábanas, hamacas, colchonetas, kits higiénicos, mecates, bolsas y baldes.

Petronila Pérez Aguirre, es habitante de esta comunidad que está en las cercanías del Lago. Ella comentó que han permanecido cuatro días en Pikin Guerrero esperando que las aguas vuelvan a su cauce y así poder regresar a su comunidad.

Eva del Socorro Aguilar, de la comunidad el Potrerío, contó que durante las lluvias además de la anegación en las viviendas perdieron animales que se ahogaron y muchos árboles fueron derribados.

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa

acoyapa