Los 29 nuevos agentes son originarios de los municipios de Siuna, Rosita, Bonanza y Mulukuku, y hasta hace poco realizaban funciones de seguridad como policías voluntarios en sus respectivas localidades.

“Ellos ya traían la práctica, lo que hicimos en este proceso fue darles el respaldo teórico, el respaldo técnico, lo procedimental, las normativas, la legalidad del servicio, de tal manera que ahora ellos ya están constituidos como policías”, explicó el comisionado general Javier Dávila, director de la Academia de Policía Walter Mendoza.

Dávila, destacó que los policías voluntarios son un elemento muy importante para la seguridad de la ciudadanía.

“Los policías voluntarios son la expresión más beligerante de la comunidad en las actividades de seguridad ciudadana, y por tal razón nosotros los incorporamos con plena confianza”, señaló.

El jefe policial destacó que a nivel nacional existen actualmente alrededor de 3 mil policías, quienes tienen las puertas abiertas para incorporarse de manera definitiva a las labores que realiza la Policía Nacional en bienestar de las familias nicaragüenses.