Así lo aseguró Francisco Mayorga, representante de Nicaragua ante el organismo financiero internacional, durante una entrevista concedida este miércoles a la ‘Revista en Vivo’ del Canal 4 de televisión nacional.

Mayorga, aseguró que el BID observa cuidadosamente el comportamiento de todos los países de América Latina y elabora sus planes financieros de acuerdo a las posibilidades de colocar recursos en los países, para que estos a su vez, los aprovechen en función del desarrollo.

“El caso de Nicaragua, el BID ha reconocido el desempeño de la economía debido a su alto crecimiento, el mejor de Centroamérica, la inflación controlada, una moneda y reservas sólidas, la mejoría en el empleo(…)”, puntualizó.

Asimismo, afirmó que fue valorado en gran medida el desempeño del gobierno en base a la puesta en marcha de los proyectos sociales, mismos que han registrado un gran avance durante su ejecución.

“Nicaragua se ha desempeñado muy bien, el gobierno ha ejecutado muy efectivamente, muy eficazmente los proyectos y en consecuencia, tenemos una situación en la que dice el BID: ‘vamos a asignarle más recursos a Nicaragua para los próximos dos años’”, agregó.

Mayores esfuerzos enfocados en el sector rural

El aumento de 40 millones, se hace en el marco de una estrategia que se acordó entre el BID y el gobierno, para enfocarse en el sector rural, apuntó en representante. En ese orden, se pretende apoyar la electrificación, creación de caminos y carreteras, además de impulsar la producción agropecuaria a través del Bono Productivo, y de esa manera, fortalecer las cadenas productivas y encontrar la manera de aumentar la productividad, detalló.

“La lucha del gobierno es combatir y mitigar la pobreza, tratar de eliminar en la medida que sea posible, en el curso de los próximos cinco años la pobreza extrema, y por el otro lado, reducir la pobreza. La pobreza está muy concentrada en el campo, entonces, dijo el Gobierno: ‘el esfuerzo debemos hacerlo en el campo, el énfasis tiene que estar en el campo’”, añadió.

Aseguró igualmente, que la prosperidad que se ha venido dando en el campo, “viene como una base refrescante a la ciudad y va mejorando su situación”. Del mismo modo, recordó que en el aspecto social, el aumento busca además apoyar en materia de salud y niñez, en aras de ampliar la cobertura de los programas.

Ataques de una prácticamente inexistente oposición carecen de fundamento

Mayorga, sostuvo que los sectores que han recibido una derrota estratégica, mismos a los que calificó como “una oposición prácticamente inexistente”, atacan al gobierno, emitiendo afirmaciones que son es el reflejo de lo que ellos hicieron durante ostentaron el poder en sus manos.

“Ellos manejaron muy mal la economía y no existía política social. A medida en la que aparece un gobierno con un alto sentido de responsabilidad y con una visión muy clara en lo que se tiene que hacer en el campo social, la solidaridad, la búsqueda de soluciones concretas a la gente más humilde y más vulnerable, lógicamente ellos van perdiendo espacio (…) ellos van a estar buscando un tema para estar presionando, para estar ‘jincando’ (provocando)”, recalcó.

También desmintió las ficciones que refieran a que el gobierno alcanza un repunte similar al que consiguieron los gobiernos neoliberales en Nicaragua.

“Antes el crecimiento era un crecimiento vacío, por un lado, no había política social y por el otro lado no había generación de empleo y este gobierno ha dicho, Daniel Ortega ha dicho, con toda claridad, la solución permanente y definitiva para la pobreza, es el empleo productivo y nosotros estamos apoyando a la producción y  queremos que la empresa privada juegue su papel”, manifestó.

Crecimiento amplio en el empleo formal

Mayorga hizo un balance entre el crecimiento logrado antes y el crecimiento logrado por el gobierno sandinista, basado en el crecimiento del empleo formal reflejado en los datos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Advirtió que durante el gobierno del derechista Partido Liberal Constitucionalista (PLC), encabezado Arnoldo Alemán, el empleo registrado en seguro social aumentó alrededor de 20 mil empleos por año, y luego, bajo la titularidad de Enrique Bolaños, bajó a 15 mil empleos anuales.

Contrastando esos resultados, el gobierno sandinista consiguió aumentar a 35 mil los empleos formales, dos años después a 45 mil y este año logró alcanzar 50 mil nuevos empleos registrados en el seguro social.

Además recordó que por cada empleo formal que se crea en el INSS, se crean dos empleos en el sector informal, “un poco más o un poco, dependiendo del año”, dijo.