En la Parroquia de San Jerónimo de la Ciudad de Las Flores, su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes ofició una solemne misa de la Octava en la fiesta del Santo Patrono de los masayas, a la cual asistieron centenares de fieles devotos.

Posterior a la misa, las imágenes de San Miguel Arcángel y San Jerónimo hicieron un recorrido por las principales calles, cuya celebración se realiza como un signo de acogida, pero también de sentir la cercanía de Él a través de esta venerada imagen.

Y sin duda alguna, los masayas esperan con gusto esta celebración. “Celebramos con gozo, alegría el pase de la imagen por las calles. Pedimos su intercesión por favores recibidos de nuestro buen Dios, pero también esta experiencia de celebrar estas fiestas, tiene que llevarnos a un acto muy especial que es conocer más y más a Jesucristo”, reconoció el Cardenal.

El líder de la Iglesia Católica mencionó que uno de los grandes intereses y propósitos de San Jerónimo era conocer a Jesús y como quería conocer más, por eso fue un gran estudioso de las Sagradas Escrituras.

Yo me siento muy contento hoy de venir a celebrarles y acompañarles en este día tan especial, que es exclusivamente la fiesta para todos los masayas. Para nosotros San Jerónimo es un punto de referencia en nuestras vidas”, expresó Brenes.

El Alcalde Orlando Noguera manifestó que Masaya con esta Octava continúa celebrando a su Santo Patrono, el Doctor de los Pobres, el Doctor que cura sin medicina, San Jerónimo doctor.

San Jerónimo junto a la imagen de San Miguel Arcángel recorren las principales calles de esa ciudad, acompañados de la feligresía que con mucho fervor, devoción y religiosidad asisten todos los años.

Masaya con esa identidad, con esa cultura, con esa tradición celebra a su Santo Patrono San Jerónimo Doctor”, indicó.

Bendición de candelas

Mencionó que es un momento de piedad popular, un tesoro que se tiene dentro de la Iglesia, porque no es exclusivamente una acción cultural o folclórica, sino es una acción de fe de nuestra gente humilde y sencilla.

Asimismo, Brenes bendijo las candelas de cebo en manos de los fieles católicos, que muchas veces las personas las usan para sus dolores, también lo encomiendan al Señor y a través de la unción del cebo bendito se recibe la curación.

Por eso hoy he querido tener ese gesto sencillo de bendecirles las candelas que luego las llevan a sus casas pidiéndole al Señor que sane el dolor de sus miembros. Creo que es una experiencia muy bonita, muy hermosa”, expresó.

Continúan oraciones por afectados de las lluvias

También oró por las víctimas de las lluvias e inundaciones de viviendas, así como las personas que han fallecido. Dijo que lamenta profundamente lo que sucedió con los trabajadores de la salud que hacían una obra hermosa como es la de ayudar a las personas que estaban siendo afectadas, sin embargo, le alegra en especial que ya se recuperó el cuerpo de la doctora Rosa Bravo para darle cristiana sepultura.

Su vida es un abono para el país, para que todos podamos ser verdaderamente solidarios. Muy cercanos a las personas que de una u otra forma están experimentando el dolor”, agregó.

La Eucaristía celebrada también fue por el cumplimiento del tercer aniversario del difunto Monseñor Estanislao García.