Más de  60 compañeros entre  médicos, enfermeras, control de vectores, higienistas y personal de apoyo, se desplegaron a 5 municipios del departamento de Rivas, para brindar atención medica a las familias afectadas por las fuertes lluvias.

Las brigadas divididas en 10 compañeros por equipo, visitarán los municipios de  Tola, Rivas, Cardenas, Belén y Potosí, enfocadas en función de  atender a las familias, priorizando a niños, mujeres, embarazadas, personas con discapacidad y adultos mayores.

Además de la atención médica, a las familias se les garantiza los medicamentos.

Arlen Estrada, Directora del Silais Rivas, expresó que desde las primeras lluvias han estado brindando de manera permanente la  atención a las familias a como lo ha orientado el Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo.

Las brigadas de solidaridad  de Managua y trabajadores de la salud de Rivas, están reforzando la atención a las familias que ya hemos venido brindando desde que iniciaron las fuertes lluvias”, expresó.

Estamos trabajando en prevención de brotes epidemicos, medicando, educando a las familias en el lavado de manos,  problemas respiratorios, lucha contra el dengue, zika y chikungunya y eliminación de criaderos”.

Entre odtras actividades están: Atención medica y actividades preventivas, charlas educativas, distribución de  cloro, abatización, fumigación, búsqueda de pacientes con fiebre.

Los brigadas también irán a las comunidades a brindar atención casa a casa y orientando a las familias sobre las actividades de prevención en salud.

Domingo Castro, médico  general y encargado de la brigada de Managua, recordó  que al encontrar casos que presenten complicaciones realizan  el traslado del paciente al hospital de Rivas.

Agregó que las familias afectadas por lluvias pueden presentar  crisis de ansiedad, crisis hipertensiva, o alteración de azúcar, por lo que hizo un llamado a las familias a conservar la calma, además de refugiarse en sitios seguros como los  albergues habilitados.

Sorayda Vanegas, recuerda los momentos de desesperación que vivió cuando se inundó su casa, por lo que dijo sentirse respaldada por el Gobierno Sandinista.

"El agua me llegaba hasta el cuello y lo único que hice fue tratar de salir con mis 4 hijos y venir a refugiarme a este albergue, donde hemos recibido comida y ahora atención en salud, importante para mis niños", expresó Sorayda.

Además de recibir atención médica, las familias cuentan con albergues seguros, donde se les garantiza alimentación y agua potable para los afectados y barrios aledaños.