Jóvenes miembros de la Promotoría Solidaria se disgregaron por diversos barrios del citado distrito, para llevar las Buenas Nuevas a compañeros adultos mayores, que muy contentos recibieron este paquete de alimentos que viene a garantizarles comidita para la Noche Buena.

“Los nicaragüenses vivimos una nueva cultura cristiana y que los nicaragüenses cada día vamos apropiándonos más de las prácticas cristianas”, aseguró la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía en su comunicación cotidiana con el pueblo de Nicaragua.

“Esas prácticas cristianas quedan patentizadas en esta nueva entrega de alimentos para las personas en condiciones de vulnerabilidad”, refirió Carlos Jiménez, uno de los promotores solidarios que bajaba y subía de la camioneta para cargar los paquetes de alimentos que entregaba a los ancianitos del barrio Edgard Munguía.

Por su parte, don José Leonardo Alemán de 82 años, quien trabajó por muchos años en un reconocido matadero de Nicaragua, agradeció al comandante Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo, por “acordarse de nosotros los viejos”, ya que asegura que también ha visto mejorada su pensión de jubilado que recibe mensualmente.

“Comandante (Daniel Ortega Presidente de Nicaragua) gracias porque no se olvida de nosotros. Le pido que no se olvide de nosotros mientras no llega la hora y que siga adelante nuestro comandante y gracias por esta comidita”, mencionó doña Margarita Montiel de 75 años.

Este paquete de alimentos es una bendición de Dios para estas familias, particularmente para doña Margarita, quien a pesar de su avanzada edad, cuida a un hermano anciano que recientemente fue operado y se encuentra convaleciente en una camita.

“Estos alimentos garantizan arrocito para mi hermano que está postrado recién operado, gracias Comandante por ayudarnos a los pobres”, señaló doña Margarita.