Las autoridades del Comité Municipal de Prevención y Atención a Desastres (COMUPRED), en el departamento de León, se encuentra activado con sus diferentes instituciones, atendiendo las afectaciones que han ocasionado las lluvias, generadas por el fenómeno meteorológico conocido como la Corriente de Monzón.

Las familias organizadas en alianza con las autoridades municipales y departamentales, están pendientes para socorrer a las personas que puedan resultar afectadas en las próximas horas.

Este viernes el municipio de León está en calma, con lloviznas persistentes, que hasta el momento no han generado daños considerables en los barrios, ni en las viviendas.

Las autoridades políticas del FSLN junto al equipo municipal encabezado por el alcalde Roger Gurdián y la vicealcaldesa Guissela Lacayo, han visitado a las familias de las comunidades urbanas y rurales para acompañarles y apoyarles con el respaldo del gobierno central.

Informe del COMUPRED

El comité municipal brindó un informe en el que destacan afectaciones en viviendas, árboles caídos y caminos dañados.

Entre las comunidades afectadas se encuentran Guapangon Trohilo, La Ermita de Lechecuagos, Barrio Nuevo, Ciudadela de Poneloya, La Gallina, San Antonio, Calvario, Reparto Maritza López, Chica Rica, Kilombo, Santa Marta, Esfuerzo de la Comunidad, Fuyulesa, Chilameta, Pozo Hondo, Salinas Grandes. En total son 85 familias afectadas.

En la comunidad Los Lechecuagos 93 casas se encuentran sin energía. En muchas se estas comunidades hay árboles caídos, drenajes taqueados y algunos pozos se han visto inundados.

En horas de la tarde, la vicealcaldesa Guissela Lacayo visitó la comunidad El Chorizo donde 32 familias resultaron con sus viviendas anegadas por la lluvia de la noche del jueves.

La alcaldía desde tempranas horas del día, trasladó maquinaria pesada, para ayudar a que el agua estancada en el sector de la entrada La Ceiba, pudiera filtrarse a los costados de la carretera.

Lacayo escuchó las sugerencias de las familias, quienes en sinergia con los ingenieros de la alcaldía, resolvieron la situación provocada por la lluvia.

"Ayer llovió por casi una hora y el agua comenzó a inundar la carretera y luego las viviendas, pero con estas maquinas se ha resuelto la situación y el agua va buscando su espacio a la orilla de la carretera", comentó la señora Lisbeth Martínez, habitante de la comunidad.