Las lluvias registradas en los últimos días en el litoral del pacífico son provocadas por un fenómeno meteorológico conocido como la Corriente de Monzón, así lo dio a conocer el doctor José Milán, Asesor Meteorológico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), quien a su vez refirió que el fenómeno es el principal generador de las lluvias en los meses de septiembre y octubre provenientes del Océano Pacífico.

Milán destacó que la Corriente de Monzón fue influenciada a su vez por los centros de bajas presiones que dejó a su paso la tormenta tropical Nate, provocando que el sistema de lluvias se introdujeran hacia el interior del país.

“Las condiciones de Monzón este año han estado muy activas, sin embargo, la carencia de bajas presiones en el Caribe ha hecho que en muchas ocasiones durante el mes de septiembre no se observaran grandes precipitaciones, pues no contó con las condiciones propicias para generar lluvias”, señaló.

milan

“Sin embargo, a partir del surgimiento de la tormenta tropical Nate al avanzar rápidamente al norte, se quedaron condiciones de bajas presiones en el Caribe las que se convirtieron en un elemento de atracción de todo el sistema frontal de lluvia procedente del pacífico, provocando precipitaciones en gran parte del territorio nacional concentradas principalmente en Rivas, Carazo, Chontales”, manifestó.

El experto destacó que los registros de lluvias no son mayores a los de otros años, sin embargo, los daños ocasionados se deben a los factores de vulnerabilidad presentes en todo el país.

“La vulnerabilidad no es más que la susceptibilidad a recibir daños ante un evento de este tipo y son dados por muchas razones: ambientales, sociales, económicos y entre ellos está el crecimiento poblacional, la cual ha aumentado en los últimos cinco años, las ciudades han crecido y lo que antes se filtraba hoy se convierte en agua y causa más impacto”, dijo.

Milán señaló que la Corriente de Monzón se encuentra instalada en el territorio y en él convergen los vientos del pacifico sur y norte, lo que podría estar generando más lluvias en lo que resta del mes de octubre.

milan

Por su parte Marcio Baca, director de Meteorología del Ineter, dio a conocer los registros de precipitaciones, siendo el cinco de octubre el día con más repunte.

“El cuatro de octubre se inició con las lluvias, las que mayormente se presentaron en el Istmo de Rivas con un acumulado de 106.6 milímetros, en Tola se reportan 133.2 milímetros, Cárdenas 79.6 milímetros y en el resto del país los acumulados se mantuvieron por debajo de estas cifras, sin embargo, el cinco de octubre alcanzamos los valores más altos hasta alcanzar los 198 milímetros”, destacó, Baca.

El experto refiere que, los daños provocados por las lluvias del primer día, se deben la intensidad de las precipitaciones “la intensidad no es más que la cantidad de lluvia que cae en un tiempo determinado e indudablemente las precipitaciones de ayer jueves fueron menos intensas que las del miércoles por ello los daños fueron menores”, destacó.

Así mismo, señaló que el fenómeno meteorológico conocido como Mozón trae consigo la elevación de las olas producto de los vientos, generando olas hasta de tres metros. “El agua ofrece muy poca resistencia ante el viento y esto genera olas que llegan a las zonas costeras y causan afectaciones al momento de impactar”, dijo.

El doctor Baca refirió que para los próximos días Nicaragua podría continuar bajo los efectos del fenómeno de Monzón, con la presencia de lluvias las que se esperan sean menores a las de los últimos días.