Ante las afectaciones que han ocasionado las fuertes lluvias en el departamento de Rivas, el alcalde Wilfredo López, informó que se han habilitado 25 casas albergues y 5 Iglesias, en puntos críticos.

Reportó que en el departamento hasta en horas de la tarde de este jueves  se reportan 450  familias con  sus casas anegadas.

López señaló que  los lugares más afectados son: Nicaraocalli, Noel Selva; además de Rio Grande y Roberto Turcios, que se encuentran incomunicados, "por lo que estamos haciendo  coordinación con la Defensa Civil para apoyar a las familias".

Así mismo dijo que se está trabajando con un equipo de obras públicas y la Polícia Nacional,  en el despeje de la vía internacional."Hemos destacado un equipo para abrir el tráfico vehicular, ya que no podemos interferir en el tráfico internacional de carga; al igual que hemos despejado 15 árboles que han caído en la vía. De Rivas a la Virgen  hay 20 arboles en la vía", informó.

Recomendó  a las familias tener prudencia y  que no se crucen en zonas donde las corrientes son fuertes.

Expresó que los simulacros han ayudado a que las familias tengan los lugares identificados para evacuar.

Producto de la caída de árboles se ha afectado el tendido eléctrico, pero se espera que en las próximas horas se restablezca el servicio de la energía  y de agua potable.

Doña Vilma Palma, habitante del barrio Fátima, señaló que "desde anoche escuchamos un ruido extraño en la carretera y ya Dios quiso que eso se socavó antes que pasara un vehículo”.

"Esta fuerte lluvia  me recuerda a 2 huracanes que viví en años anteriores, y aunque los estragos que han dejado estas lluvias son sorprendente, ahora estamos preparados y además de poner en resguardo nuestra vida, ponemos en práctica la solidaridad y amor al prójimo al visitar familias  e indicarles las zonas de seguridad, establecidas", señaló Lidia Morales.