La Policía Nacional formuló este jueves una serie de recomendaciones a la población con la finalidad de evitar que la tormenta tropical afecte lo menos posibles a las familias.

La comisionada mayor Vilma Rosa González, jefa de la oficina de Relaciones Públicas de la institución policial dijo este jueves que los efectivos policiales le están haciendo recomendaciones a los conductores a nivel nacional.

Dijo que lo principal que deben hacer los conductores es evitar conducir en tiempos de lluvias. “Si tenemos previsto un viaje y estamos en una amenaza permanente de lluvia, si pudiéramos quedarnos en las casas o están lloviendo cuando terminaron las horas laborales es mejor permanecer resguardados la mayor cantidad de tiempo posible”.

Precisó que hay que garantizar el buen estado mecánico de los vehículos, sobre todo el sistema eléctrico y el de frenos, conducir con precaución y a la mitad de la velocidad de los límites establecidos en las carreteras.

Conducir con las luces encendidas y activar las luces interminentes a fin de ser visibles a otros conductores, mantener una distancia prudencial entre vehículos, no cruzar corrientes fuertes de cauces o ríos.

La jefa policial añadió también la necesidad de mantener una mayor precaución con los manjoles, los charcos y los puentes.

En caso de falta de visibilidad o una fuerte corriente de agua, estacionarse en un lugar seguro, mantener la cortesía. Si se moviliza en motocicleta trate de utilizar en la vestimenta con material reflectivo.

La jefa de Relaciones Públicas de la institución policial formuló recomendaciones que deben tomar las familias en sus respectivas viviendas, al igual también en las oficinas y centros de trabajos.

Evitar tocar postes o cables de energía eléctrica, “cuide que los niños y niñas, las mujeres embarazadas, discapacitados o personas de la tercera edad puedan verse implicados en algún riesgo con algún cauce o corrientes naturales”.

No cruzar ríos, calles desbordadas o puentes inundados por las lluvias, tener cuidados con los manjoles, informar a las autoridades de la presencia de personas en asuntos de riesgos.

Esos reportes se le pueden pasar a la defensa civil, bomberos, Cruz Roja y la misma Policía Nacional con la “finalidad que esta tormenta tropical haga los menos daños en nuestras comunidades”.