Once nicaragüenses deportados de los Estados Unidos, regresaron hoy al país con el apoyo del Gobierno Sandinista y fueron recibidos en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino por representantes del Ministerio de la Familia.

Yoisa Cortes, en representación del Ministerio de la Familia recibió a los nicaragüenses deportados, a los que se les brindó apoyo solidario al retorno a su tierra natal.

Cortes informó que este miércoles vinieron 7 varones 4 mujeres. “Cada 15 días se reciben a los nacionales, nosotros como equipo de apoyo les brindamos la asistencia en cuanto a lo que refrigerios, traslado y ayuda económica que se les da a ellos”, dijo Cortes.

Marlon Mendoza, originario de Juigalpa, Chontales, permaneció seis años en los Estados Unidos. Dijo que permaneció seis meses detenido una prisión de Texas y calificó de muy difíciles los momentos que le tocó vivir, aunque acotó que recibió buen trato y que hace dos meses solicitó que lo trasladaran a Nicaragua.

Carlos Gómez, de Managua, refirió que vivía en Estados Unidos desde 1988 y que es la segunda vez que es deportado de la nación norteamericana.

“Me fui de pequeño cuando tenía 13 años, estuve mucho tiempo, desde el 88, es la segunda vez que me deportan”, relató.

Señaló que está muy agradecido de estar de nuevo en el país y dijo que su proceso de deportación tardó dos meses.

Comentó que la prisión es difícil mientras se espera por la deportación y dijo que venía hastiado de comer sándwich. “¡Ahora que estamos aquí a comer bien!”, exclamó.

Lamentó que su familia y sus hijos hayan quedado en Estados Unidos.