Durante los últimos años, la Comisión de Asuntos de la Mujer de la Asamblea Nacional, ha venido trabajando en la conformación y diseño del Digesto Jurídico que recopilará las leyes, decretos, normas y documentos jurídicos, que promueven los derechos sociales, culturales, económicos y políticos de las Mujeres, Juventud, Niñez y Familia.

“Vamos bastante bien, ya llevamos como 180 normas recopiladas en este tema. Se nos ha autorizado trabajar en un solo digesto, porque teníamos dos; el de igualdad y equidad de género y el de familia, niñez, juventud, adolescencia y adulto mayor. Pero en vista de todas las leyes que hemos aprobado en esta Asamblea Nacional llevan prácticas de género, era muy difícil poder separar las materias y hemos hecho la propuesta de elaborar un solo digesto jurídico que sea el digesto de igualdad, familia, juventud, niñez y adultos mayores”, expresó la diputada Irma Dávila, presidenta de dicha comisión.

Resaltó que en este digesto estarán recopilados, la Ley de la Juventud, el Código de la Familia, la Ley de Adulto Mayor, el Código de la Niñez, entre muchas otras iniciativas que han sido promovidas por el Gobierno Sandinista y que se sustentan en la práctica de género.

“Estábamos examinando las leyes que hemos aprobado en esta Asamblea y que parten de esa Plan Nacional de Desarrollo Humano, que toma en cuenta la política de género y encontramos que hay una gran cantidad de iniciativas que promueven derechos en materia política, económica y social, hemos alcanzado las mujeres para transformación de nuestro país y somos el 55 % de las mujeres, que somos los protagonistas de estos programas económicos y sociales”, indicó Dávila.

El diputado Carlos Emilio López, resaltó que el Gobierno ha construido un conjunto de programas en todos los campos, como sociales, económicos, deportivos, culturales y políticos para restituir los derechos individuales y colectivos de las mujeres.

“En Nicaragua hoy tenemos un modelo sinérgico entre las leyes que aprueba la Asamblea Nacional y los programas socioeconómicos del Gobierno, es decir las leyes que el parlamento ha aprobado, el gobierno las ha traducido en programas y a la inversa, porque estos programas hoy tienen un sustento jurídico”, subrayó López.