Como parte de esas 15 comunidades a las que el Gobierno del presidente Daniel Ortega y de la Compañera Rosario Murillo les restituyó sus derechos a mejorar sus condiciones de vida, se encuentra la localidad de Las Mercedes, donde fueron electrificadas siete viviendas, además también en el mismo sector están La Canasta y La Paz.

De acuerdo a las familias del sector, existe mucha satisfacción por el proyecto que alcanzó estas comunidades, ya que por primera vez pueden hacer uso del servicio de energía, lo cual representa un cambio trascendental en sus vidas.

En ese contexto, el miembro de la presidencia ejecutiva de ENATREL, Mario Esquivel, explicó que la electrificación de siete viviendas de la comunidad de Las Mercedes en el municipio de San Rafael del Norte es parte del cumplimiento de la restitución de derechos de la población que impulsa el gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

El proyecto fue realizado con el apoyo del gobierno canadiense a un costo de 326 mil dólares, manifestó el compañero Esquivel, quien dijo que “si bien es cierto es un proyecto pequeño porque beneficia a siete viviendas, 45 personas, pero ha traído bastante desarrollo a lo que es el municipio de San Rafael”.

Llevando energía a toda Nicaragua


Añadió el funcionario que los proyectos continúan en la zona de San Rafael y en toda Nicaragua, añadiendo que el hecho que se culmine los trabajos en una comunidad no quiere decir que ahí queda todo, sino que dijo que posteriormente siguen las ampliaciones debido al crecimiento de la población.

En ese sentido manifestó  “continuamos llevando a toda Nicaragua la energía, llevando los materiales para las próximas construcciones de los próximos proyectos”.

Añadió el compañero Esquivel que “en San Rafael del Norte, al momento en que el comandante Daniel Ortega asumió su período de gobierno, tenía un índice de electrificación del 45 por ciento, al cierre del 2011 se llegó a un nivel del 55 por ciento, pretendemos que este índice al cierre del 2016 este índice llegue al menos a un 65 por ciento”.

Terminaron las noches oscuras

Por otra parte Erika Sugei López dijo que toda su vida pasó las noches solo alumbrándose con candil, lo que era dañino para su salud y la de su familia por el humo que lanza, pero ahora no solo tiene luz eléctrica para ver todo lo que tiene que hacer, sino también para poder distraerse con programas de televisión y poder planchar la ropa entre otras cosas.

Meilyn Bermúdez explicó que la llegada de la luz eléctrica ha sido buena para mejorar la vida de la comunidad, señalando que ahora pueden estudiar por las noches, además que ahora hay pulperías donde al tener equipos de refrigeración, les da la posibilidad de vender productos como pollo, lácteos, así como gaseosas y helados.

Entre tanto Mercedes Zamora Gutiérrez explicó que toda su vida pasó en difíciles condiciones, sin embargo al llegar la luz eléctrica todo cambió para ellos porque pudieron mejorar su vida, tomando en cuenta incluso que ya la ropa al ser planchada ya no se les ensuciaba como cuando lo hacían con planchas calentadas con fuego.