Y es que esas oraciones, Señor, iban dirigidas para que este año que ya termina, derramaras bendiciones sobre el pueblo nicaragüense. Y de QUé MANERA, Jesús, derramaste esas bendiciones.

El 2012 significó un año realmente extraordinario para Nicaragua. En nuestra historia política, social y económica no se había observado tanto bienestar y desarrollo en nuestra Patria.

Bajo la conducción del Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, a quienes Tu iluminas constantemente, nuestro país se encamina decididamente a erradicar la pobreza, y dentro y fuera de nuestras fronteras, los logros y el desarrollo alcanzados por Nicaragua son reconocidos por organismos públicos y privados.

Jesús, El Cristo:

Te informo que la expansión económica de Nicaragua se vislumbra realmente promisoria en favor del pueblo nicaragüense, basado en la estrategia de la Administración Sandinista de acuerdos tripartitos entre el Gobierno, trabajadores y empresarios, que ahora piensan más en los intereses generales que en los particulares.

Esa alianza, le ha dado estabilidad y tranquilidad a todos los nicaragüenses que se dedican a trabajar por el Bien Común.

Basado en eso, las exportaciones superarán por primera vez en nuestra historia los 2.800 millones de dólares y las inversiones, gracias a facilidades otorgadas por el Gobierno Sandinista, también superarán los mil millones de dólares.

También te cuento, Señor, que el turismo, olvidado en pasadas administraciones neoliberales, cada año tiene un gran repunte y por primera vez, también, más de un millón de turistas visitarán nuestro país por la seguridad que brindan nuestras autoridades.

La banca internacional, reacia en el pasado, ahora elogia al Gobierno del Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, por el manejo serio de su economía que, sin lugar a dudas, va viento en popa y a toda vela, como diría el poeta José de Espronceda.

Jesús, El Cristo:

Te cuento que es tan grande el prestigio que ha obtenido la Administración Ortega-Murillo a nivel mundial, que la agencia de medición de riesgos, conocida como Moody’s, ha valorado como una características notable en el marco institucional de Nicaragua, la comunicación abierta entre las autoridades y los sectores empresariales y trabajadores desde el 2007, es decir, desde que el Sandinismo retorno al poder.

Pero no solo los organismos internacionales reconocen los grandes avances de Nicaragua en los social, político y económico, sino que la mayoría de los nicaragüenses siente que el gobierno del Presidente Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo responden y resuelven sus necesidades y percibe que su economía familiar ha mejorado en gran medida, porque mes a mes aumentan las plazas de empleos.

Todas las siembras realizadas con mucho esfuerzo durante los últimos seis años, ha repercutido para que el 2012 sea considerado como una cosecha extraordinaria que ha beneficiado a la ciudadanía en general. Son bendiciones enviadas por Ti, Señor.

Estimado Jesús, El Cristo:

En medio de estas bendiciones y extraordinarias cosechas obtenidas este año, hoy, nuevamente, te pido que continúes iluminando a la pareja Presidencial Ortega-Murillo y gobiernen siempre a favor de las mayorías, es decir, que siga siendo un GOBIERNO DEL BIEN COMUN, cuya meta es erradicar la pobreza.

Ilumínalos para que continúen profundizando los emblemáticos Programas Sociales como Plan Techo, Usura Cero, Bono Productivo y entrega de títulos de propiedad a los que nunca han tenido, porque este es un Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario.

También te ruego que ilumines al Presidente Ortega y la Primera Dama, para que profundicen su apoyo a las mujeres y la juventud, que se han convertido en el motor de desarrollo de Nicaragua, sin olvidarse que otras de las prioridades deben ser la educación, la salud y la cultura en general.

Como Tú bien sabes, Jesús, El Cristo, otras de las metas principales del binomio Presidencial Ortega-Murillo es una verdadera reconciliación, solidaridad y amor fraternal entre los nicaragüenses, así que te solicito que los apoyes para que Nicaragua transite por el camino de la tranquilidad y la paz.

Jesús El Cristo:

Por supuesto que no se me olvida que también ilumines a un grupito de nicaragüenses, muy reducido por cierto, para que erradique el odio y se integre decididamente al bienestar de la ciudadanía en general. Aquí te pido una iluminación muy especial.

Finalmente, como siempre y como te solicité el año pasado, en lo personal y si no es mucha molestia, échame una bendición para que la enfermedad que tengo y que TU ya conoces, desaparezca totalmente.

Bendice a nuestros gobernantes Daniel y Rosario y al pueblo nicaragüense.

Tu hijo,

Juan maltes