Al saludo de “Servir a Nicaragua, a la Revolución y al Comandante Daniel”, un total de 77 servidores públicos del Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa, recibieron su diploma tras haber concluido el tercer curso de Actuación Elemental en Seguridad Penitenciaria.

La capacitación también incluyó el primer curso de Formador de Formadores Técnico Canino. Las dos especialidades fueron impartidas en la Escuela para Estudios Penitenciarios.

El primer curso consistió en preparar al personal en todos los conocimientos teóricos y prácticos y habilidades que deben manejar como herramientas para desempeñar la atención en la seguridad penitenciar en la parte externa e interna.

Mientras que el segundo permite contar con un personal que tiene conocimientos pedagógicos y técnico científico para preparar al resto de personal en el crecimiento de las fuerzas.

Las y los egresados recibieron un total de 690 horas de clases, obteniendo de manera general un rendimiento de 82%, cuyo resultado es la calificación de los valores, la responsabilidad y el compromiso de cada uno y cada una de los servidores públicos.

Julio Carrillo, Alcaide del Sistema Penitenciario, mencionó que esta graduación significa para la institución un logro más de lo que es la capacitación en el Sistema Penitenciario.

La capacitación del personal tiene metas que cumplir, metas de nuestro gobierno, para capacitar y fortalecer el trabajo en los diferentes establecimientos penitenciarios”, indicó Carrillo.

Los alumnos destacados fueron: Luis Efrén Rodríguez Peralta, Geovanny Mendoza, Ismael Enrique Navarrete, Lesbin Luciano López Castro, Jairo Francisco Castillo y Darwin José Solano García.

Quiero dar gracias al Gobierno que nos está dando la oportunidad de enriquecer nuestros conocimientos como funcionarios penitenciarios, dándonos la ayuda que requerimos aquí para poder desempeñar mejor nuestro trabajo”, dijo Corina Treminio, graduada del curso de Actuación Elemental en Seguridad Penitenciaria.

Por primera vez se realiza el curso de Formador de Formadores, cuyos graduandos para participar tenían como requisito haber aprobado el curso básico técnico canino.

Para la Escuela Penitenciaria es una satisfacción los resultados que fueron desarrollados en la práctica del curso de Formador de Formadores, ya que es el primer ejercicio que se hace y de esta manera, ya se va a tener quien refuerce la docencia que tiene que ver con la especialidad de técnico canino.

Evert Agustín Zapata, uno de los graduandos del curso Formador de Formadores Técnico Canino, expresó que es de mucha importancia, ya que todos los valores que les han inculcado en el curso lo pueden transmitir ahora en el campo de trabajo.