El próximo solsticio concluye el último de trece ciclos de 400 años, denominados B'aktun, que, sumados, constituyen una larga era de 5.200 años, el Oxlajuj B'aktun, según el calendario maya.

Para los mayas, el inicio de una nueva era "implica realizar cambios profundos en el ámbito personal, familiar y comunitario para la verdadera armonía y equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza", según Felipe Gómez, director de Oxlajuj Ajpop, un ente que agrupa a varias organizaciones indígenas.

Pero fuera de esa esfera de espiritualidad, la fecha ha sido aprovechada para mover lucrativos negocios que van desde el turismo arqueológico hasta la explotación de fantasías apocalípticas en todo el mundo, alimentadas globalmente por películas a lo Hollywood.

En Guatemala, donde se concentra la mayor población de origen maya, así como en México, Honduras, Belice y El Salvador, habrá celebraciones oficiales y de empresas privadas, dirigidas principalmente a desatar un boom turístico.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez, encabezará el principal acto de la celebración, que comenzará la noche del jueves y culminará al amanecer del día 21 en el majestuoso centro arqueológico Tikal, una de las ciudades más representativas de la cultura maya, que tuvo su momento de esplendor entre los años 250 y 900 de la era cristiana.

El director del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), Pedro Duchez, calcula un crecimiento de 8% en el flujo de turistas para este año -unos 200.000 más-, inducido por las celebraciones del cambio de era.

Pero esa comunidad indígena no se siente identificada con el enfoque comercial que el gobierno y los empresarios imprimieron a la fecha.

Oxlajuj Ajpop anunció su propia agenda de actividades en cinco ciudades consideradas sagradas y en seis lugares naturales relacionados con la cosmovisión maya.

"Hay dos celebraciones aquí. La auténtica de los mayas, esa no la va a ver el mundo y esa es parte de nuestra vida privada de los mayas. Nosotros vamos a despedir al abuelo sol y lo vamos a despedir de distintas y de miles de formas", aseguró a la AFP la Premio Nobel de la Paz, la guatemalteca Rigoberta Menchú, descendiente maya.

En México, las actividades se concentrarán en sitios arqueológicos como Chichén Itzá (Yucatán, sureste), donde el gobierno del estado tiene planeadas varias actividades culturales, pero en el resto del país la expectativa en torno a la fecha ha venido en descenso.

En la Riviera Maya, un distrito costero que incluye el balneario de Cancún, las autoridades dejaron la iniciativa a los empresarios turísticos.

En Playa del Carmen, en esa misma zona, los hoteles trabajan en la construcción de una estructura piramidal de 18 metros de altura, armada con 700.000 botellas de plástico, dentro de la cual se colocarán mensajes de aliento para el mundo de parte de diferentes personalidades.

En la zona hotelera de Cancún, una cadena de hamburguesas anuncia su especial oferta "del fin del mundo" y se alista un concierto gratuito con el popular cantante mexicano Juan Gabriel, bajo el lema "El renacimiento del mundo maya".

En Copán, principal centro arqueológico en Honduras, se ha organizado una ceremonia a la que asistirá el presidente Porfirio Lobo, tras la recreación del juego de pelota, un elaborado deporte que practicaban los ancestros mayas considerado un componente muy propio de su cultura.

En el sitio El Tazumal de El Salvador, el Ministerio de Turismo anuncia el viernes un espectáculo de luces.

Belice tendrá actividades culturales en el sitio arqueológico Caracol, que alberga la estructura maya más alta del país -46 m-, y en Altun Ha, centro ceremonial donde fue hallada la famosa cabeza de jade del Dios Sol Kinich Ahau.

Mientras tanto, la paranoia catastrofista que vaticina "el fin del mundo" para esa fecha se propaga por todo el mundo.

En la provincia argentina de Córdoba (centro), las autoridades cerraron el martes los accesos al cerro Uritorco, tradicional sitio de meditación, luego de que apareciera una convocatoria en Facebook que llama a un "suicidio espiritual masivo" para el viernes.

En China, cientos de miembros de la secta cristiana "Dios Todopoderoso" fueron detenidos por hacer "propaganda ilegal" sobre cataclismos relacionados con el cambio de era maya.

En Estados Unidos, algunas empresas dedicadas a la venta de búnkers y suministros de sobreviviencia para casos de catástrofe registraron un incremento de sus negocios en los últimos días.

"La idea de que el mundo se acabará súbitamente, por una causa cualquiera, es absurda", aseguró el científico de la NASA David Morrison.

Para los líderes mayas, es lamentable tanta especulación y manipulación comercial de una fecha que para su pueblo sólo está asociada a la espiritualidad y a la esperanza de un mundo mejor.

Más lamentable aún, opinan, es el estado de miseria y postración en que viven cerca de nueve millones de personas, herederos de la civilización maya que dio al mundo maravillas en los campos de la ciencia, el arte y la cultura en general.