La Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN) desarrolló un curso de lenguaje de señas a 28 docentes de primaria y secundaria del país de cara a seguir fortaleciendo la educación inclusiva.

Durante siete meses, los educadores alcanzaron un alto dominio del lenguaje de señas a través del cual lograrán un mayor acercamiento con los estudiantes sordos y así mismo, poderles educar con mayor facilidad y de forma adecuada.

El compañero José Antonio Zepeda, Secretario General de ANDEN, afirmó que “Era necesario ir preparando a los maestros en temas que a veces se nos presentan en la formación general y en este caso trabajamos junto a la Asociación de Sordos en la capacitación de los docentes, obteniendo un buen manejo del lenguaje de señas nicaragüense, de tal manera que les permita ir dando una respuesta a los niños con discapacidad que se incorporan a nuestros centros”, dijo.

La iniciativa a su vez genera una concientización en los docentes tomando en cuenta que parte de su responsabilidad es atender a los niños y niñas con discapacidad, por ello desde ANDEN se continuará trabajando en la atención a la niñez y juventud.

Docentes con grandes retos

Muchos de los docentes protagonistas en su momento han contado con estudiantes sordos en sus salones de clases, situación que hasta hace unos pocos meses era un tanto compleja debido a que no tenían dominio del lenguaje de señas, sin embargo hoy que cuentan con el conocimiento y la práctica del mismo, sus labores serán más acertadas.

La profesora Cristian Contreras dijo “Siempre había deseado aprender el lenguaje de señas porque en nuestros centros contamos con estudiantes sordos y nosotros con mucho amor los recibimos, ahora que estamos mejor preparados vamos a poder apoyarlos en sus clases, sus tareas y en las consejerías”, destacó.

Así mismo, la maestra Brenda Velásquez se mostró más comprometida con sus alumnos “Hoy contamos con una nueva herramienta de trabajo, muy importante para nosotros, porque en el centro en el cual laboro implementamos la educación inclusiva y ahora que ya hemos aprendido el lenguaje de señas sin duda alguna que les brindaremos una mejor educación”, expresó.