Cada parte está sentando sus posiciones, se han recogido inquietudes de la sociedad, propuestas que resaltan la inmensa preocupación de los colombianos por el latifundio y la extranjerización en el territorio, subrayo el insurgente al iniciar una nueva jornada de conversaciones en el capitalino Palacio de Convenciones.

A nombre de las FARC-EP, Santrich expresó su regocijo por el foro que concluirá hoy en Bogotá, abocado al desarrollo agrario integral, primer punto de la agenda con la que ambas delegaciones esperan llegar a un acuerdo pacífico que ponga fin al conflicto que impera en esa nación desde hace casi 60 años.

En el foro, dijo, la mayoría de las organizaciones han expresado su profunda preocupación sobre la estructura latifundista de Colombia y la necesidad de darle fuerza a las pequeñas y medianas propiedades.

El guerrillero apuntó que, como está establecido en el Acuerdo General rubricado con el gobierno de Juan Manuel Santos el 26 de agosto último, por cada uno de los seis puntos a tratar sesionará un encuentro de este tipo, que se convierta en catalizador de espacios de participación popular.

La fuerza insurgente reiteró su deseo de darle espacio a la participación popular en la mesa de La Habana, que cumple hoy su primer mes de trabajo.

La guerrilla anunció que el viernes, al cierre del segundo ciclo de diálogos, ofrecerán una rueda de prensa, en la que pondrán énfasis sobre el papel que juegan y deben jugar los medios informativos para que contribuyan a la paz en Colombia.

El equipo gubernamental arribó hoy a la sede de las pláticas sin ofrecer declaraciones, como ha sido habitual desde que comenzaron los debates.