A partir de éste miércoles Matagalpa y Jinotega no sólo comparten la paradisiaca reserva natural de Peñas Blancas, sino también un histórico tramo carretero de 12.6 kilómetros que une ambos departamentos por los municipios de El Tuma-La Dalia y San José de Bocay.

Las obras consistieron en adoquinar una longitud de 13.5 kilometros de carretera y se invirtieron más de 264 millones de cordobas.

Las familias aledañas reconocieron el gran impacto en el desarrollo a nivel local de los diferentes sectores sociales, productivos y medioambientales.

David Rivera, habitante de la comunidad Kansas City, donde se hizo el corte de cinta de la nueva obra, es testigo del inmediato progreso que trae el tramo.

En su vivienda vendía enchiladas y refrescos a los pocos viajeros que transitaban ese trecho, pero ahora ha invertido para tener un pequeño comedor y ofrecer más variedad de comidas.

Ahora viene más gente, antes venían de 15 a 20 personas, ahora hemos recibido unas 50. Ya hay mejoría en todo lo que es la atención. Los esfuerzos son los primeros y ahora ya estamos produciendo”, comentó.

Ana Rodríguez, por su parte, señaló que se siente contenta con la bonita carretera. “Ahora es más fácil que entren los vehículos. Antes veníamos de la Dalia y no querían venir por el camino que estaba malo. Pero ahora sí, los taxis y todo eso pueden entrar fácil”, dijo.

El Ministro de Transporte e Infraestructura, General en retiro Óscar Mojica, explicó que esta obra de progreso es impulsada por el Gobierno del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

El Ministro señaló que con el aprovechamiento adecuado de los usuarios de esta vía, la producción cafetalera va a superar este año los 2.5 millones de quintales.

Esto quiere decir que hay movimiento en la economía, que hay trabajo, esto quiere decir que vienen tiempos de prosperidad bajo el Gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario”, aseguró.

Al mismo tiempo informó que el tramo es parte de un paquete que se desarrolla en la zona y que también incluye una carretera de 32 kilómetros de distancia que unirá Rancho Grande y Waslala, que iniciará el próximo 15 de octubre.

Al respecto, Jaime Arauz, alcalde de El Tuma-La Dalia, señaló que el impacto de la obra es regional porque se unen dos departamentos que fueron testigos de la guerra lo que había impedido su desarrollo.

Gracias al Comandante Daniel y la Compañera Rosario que hoy se le ha dado esperanza y no desde ahora. Ya han venido poniendo las esperanzas en nuestra población, en el Comandante Daniel, y aquí ves los resultados. Las carreteras son como la columna vertebral del desarrollo”, valoró.

El proyecto carretero restituye el derecho a transitar en mejores condiciones a más de 46 mil habitantes de las zonas que ahora tendrán más facilidades de sacar la producción y  mayor acceso a la salud con la entrada de vehículos.