En el acto, estuvo presente la Directora de la Policía Nacional, Primer Comisionada, Aminta Granera. Además, en la ceremonia se contó así mismo con la participación de Monseñor Eddy Montenegro; el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez; el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés; la Ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales; el Canciller de la República, Samuel Santos; la magistrada judicial, Yadira Centeno; y el magistrado electoral Luis Benavides, entre otras personalidades.

El comandante Daniel, junto a la Jefa de la Policía Nacional, entregó diplomas y reconocimientos a los graduados de esta promoción de cadetes, la cual fue dedicada al Comandante de la Revolución Tomás Borge Martínez. Igualmente les tomó la promesa de ley y al final de la ceremonia les acompañó al mausoleo en honor a los caídos de la institución para rendir homenaje a todos aquellos que han  muerto en el cumplimiento de su deber.

El comandante Daniel, en las palabras centrales de este acto, destacó que la juventud ha sido a lo largo de nuestra historia la fuerza transformadora de Nicaragua. “La juventud es el símbolo de la fortaleza de la humanidad y por lo tanto de una nación”, dijo.

“Ha sido la juventud en nuestra patria la que ha librado las grandes batallas por la independencia, por la soberanía, por la justicia, por la libertad. La juventud es la que irrumpió finalmente aquel glorioso 19 de julio de 1979 para dar lugar al nacimiento de la Policía Sandinista, hoy Policía Nacional”, recordó.



El también Jefe Supremo de la Institución Policial señaló que la juventud nicaragüense y la juventud del mundo entero tienen sobre sí inmensos retos en un planeta donde impera el modelo destructor del capitalismo salvaje, el cual tiene su manifestación en todos los campos, desde el económico hasta el social.

En este sentido, destacó que este modelo destructivo a lo que lleva es a la inseguridad.

“Al tener esas manifestaciones en el campo económico y en el campo social, a falta de equidad, de justicia, de solidaridad, de amor, de cristianismo, de socialismo, esto se traslada inmediatamente al campo de la inseguridad”, explicó.

Señaló que esto obliga a que los Estados del mundo pongan como primer punto de su agenda la batalla de los pueblos por la seguridad para poder combatir la pobreza, para poder instalar el bienestar y el progreso a las familias del campo y la ciudad, así como para garantizar la seguridad de los niños que van a la escuela con grandes esfuerzos y sacrificios en naciones “donde el capitalismo lo que ha sembrado es la cizaña del odio y del analfabetismo”.

“Nicaragua es víctima de la inseguridad. Las grandes naciones son víctimas de la inseguridad. ¡Cuánto nos duele la inseguridad de las familias nicaragüenses! ¡Cuánto nos duele la inseguridad de las familias de nuestro planeta, familias enteras que son asesinadas víctimas de los bombardeos de quienes promueven guerras! ¡Niños y niñas que son asesinadas víctimas en esas naciones invadidas ocupadas, víctimas de las bombas que son lanzadas por las potencias que se empeñan en imponerse por la fuerza sobre los pueblos de la tierra!”, lamentó.



Se solidariza con pueblo estadounidense

El mandatario expresó su solidaridad con los 20 niños y 7 adultos que en días pasados murieron asesinados en un colegio en Connecticut, Estados Unidos, y que ha conmovido a la sociedad de ese país.

“¡Cuánto nos duele!”, indicó, recordando que a este crimen le han antecedido otros del mismo tipo en ese país.

“Nuestras oraciones y nuestras solidaridad para ese pueblo y para las familias de los niños y las niñas y los adultos asesinados en la escuela, en una nación donde el armamentismo se ha establecido como una política de Estado permanente, el armamentismo para llevar la muerte en todo el mundo y el armamentismo que lleva la muerte también a los ciudadanos norteamericanos”, aseguró el comandante.

Daniel lamentó igualmente los crímenes que se comenten diariamente en Nicaragua, entre estos el asesinato de mujeres a manos de sus compañeros de vida o bien de mujeres asesinando a adolescentes.

En este sentido recordó el poema “Los Motivos del Lobo” de Rubén Darío, en los que el gran bardo nicaragüense describe el mundo de hoy, en el cual unos se matan a otros.

“El lobo salió horrorizado de la ciudad, porque se dio cuenta, encontró en la ciudad que el hombre, la mujer se trataban como enemigos, que estaba allí la semilla de la maldad”, subrayó.

El líder sandinista dijo que la maldad lo que siembra es el egoísmo y la avaricia.



Revolución Sandinista con espíritu cristiano

Daniel así mismo reiteró el espíritu cristiano de la Revolución Sandinista. “Lo hemos sido de siempre, respetando las creencias de quienes practican otros cultos o respetando también el derecho de aquellos que no practican ningún culto. Nosotros hemos sido profundamente cristianos. Y es que a final de cuentas es en Cristo que encontramos la Verdad y la Vida”, sostuvo.

Recordó los años ochentas, cuando se afirmaba que la Revolución Popular Sandinista era atea.

“No puedo negar que algunos compañeros eran ateos, pero la inmensa mayoría de los compañeros y compañeras éramos creyentes”, manifestó, señalando las declaraciones que en ese tiempo dio a medios de comunicación internacionales en los que reafirmaba el Espíritu Cristiano de la Revolución.

Existe, dijo, un libro, cuyo prólogo lo escribió Monseñor Pedro Casaldáliga, llamado Cristianismo y Revolución, en donde quedan claras las raíces de la Revolución Sandinista inspirada en Cristo.

El mandatario destacó en este sentido no solo la inspiración revolucionaria de Cristo, sino también del General Augusto C. Sandino, Carlos Marx, Lenin, el Comandante Fidel Castro y en estos nuevos tiempos “el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, por quien oramos, le pedimos a Dios que le dé vida” para “que siga luchando por su pueblo y por los pueblos de Nuestramérica y del mundo”.



La Solidaridad y el Amor son el camino para construir nuestro planeta

El Presidente explicó a los nuevos cadetes que no es con represión que se va a acabar la maldad en el mundo, puesto que la envidia, el odio y el egoísmo no desaparecen con represión.

El único camino que Dios nos da para construir nuestro planeta, señaló el Comandante, es elegir el camino de la Solidaridad y del Amor, el cual es representado por Cristo.

“En este mundo tan contaminado por ese capitalismo salvaje que vuelve a los seres humanos en enemigos a unos de otros, que divide a las familias mismas, ¿quién?, si no Cristo, es el camino”, aseguró Daniel.

Además señaló que mientras el ser humano no se transforme y no se comprometa a desterrar maldades, envidias y odios y a sembrar y multiplicar el amor, les corresponde una dura tarea a los jóvenes cadetes de la XV promoción de la Policía Nacional mantener la seguridad.



XV promoción de cadetes fue sometida al máximo rigor, disciplina, ética y valores

Daniel señaló que la XV promoción, de la cual 27 hombres y mujeres, de los 67 que iniciaron el curso, lograron culminarlo con éxito, “es una promoción que ha sido sometida al máximo de rigor, de exigencia, de disciplina, de ética, de valores”.

“Está quedando aquí un destacamento de mujeres y de hombres que ha pasado múltiples pruebas y que por lo tanto nos da no la perfección,  porque la perfección del ser humano no la da ninguna formación académica… pero nos vamos aproximando hacia allá, por lo que llevamos en el alma, por lo que llevamos en el corazón, por lo que llevamos en los sentimientos, si somos capaces de compartir, si somos capaces de ayudarnos unos a otros, si somos capaces de amarnos, si somos capaces de distribuir la riqueza, entonces nos vamos acercando a la perfección”, explicó.

El Presidente indicó que a los nuevos cadetes les toca librar esa batalla para acercarse a la perfección, no obstante recordó que todos estarán sometidos a la deformación, la descomposición y la desintegración moral que impone el esquema del capitalismo salvaje que todavía domina en el planeta.

Sin embargo, Daniel les aseguró que, gracias Dios, otras fuerzas que mueven en el planeta, “otras propuestas caminan por nuestro planeta, proyectos socialistas, proyectos solidarios, proyectos cristianos, proyectos que ya no van por el camino del capitalismo salvaje, sino que van  por el camino de la humanidad”.

Al finalizar, el Comandante aseguró a las familias nicaragüenses que en este país en el cual se está luchando contra la pobreza y por el bienestar del pueblo, tienen un destacamento de 27 jóvenes en lo más pleno y potente de su juventud “dispuestos a servirles”. Además aseguró que aun con las limitaciones materiales que tiene la institución policial, los jóvenes tienen una virtud que es “la disposición de servicio, la disposición de entrega y la disposición de sacrificio, ahí eso lo tiene de manera infinita la Policía Nacional”, concluyó el Comandante Daniel.