Acompañado de villancicos navideños interpretados por el grupo La Clave, y de fondo un hermoso nacimiento, el Padre Eslaquit bailó, cantó y compartió con los niños y niñas los juguetes nuevos que les entregó gracias al apoyo del propietario de pollos caldera, el compañero Juan Caldera.

El Padre Eslaquit indicó que la navidad es un momento para sentirnos más hermanos en los tiempos difíciles, no obstante aseguró que “en este ambiente de cristiandad, en este ambiente de solidaridad, en este ambiente de cristianismo, de libertad, estamos  bendecidos, prosperados y en victoria porque Nicaragua entera está viviendo  una navidad permanente  con tantas cosas bellas  que hay en nuestro país”.

“Para mi  realmente es una alegría estar aquí en este populoso mercado Oriental, en esta zona Caldera, invitado  por el compañero Juan Caldera, la compañera Carolina Toruño y los  comerciantes solidarios del pollo solidario, viviendo la navidad, entregando  regalos a centenares de niños, compartiendo la alegría  de sentir el renacimiento de Jesucristo en nuestro corazón”, afirmó Eslaquit.

El sacerdote aseguró que “toda Nicaragua  ya está viviendo un inmenso diciembre porque somos cada vez más Cristianos, porque tenemos los sentimientos de Cristo; cada vez más  solidarios porque queremos mayor  igualdad en todo nuestro pueblo; cada vez  somos más socialistas porque queremos mayor igualdad y mayor misericordia en nuestros corazones, y estamos tan felices porque esperamos  el 2013 Bendecidos, Prosperados y en Victoria”.

Por su parte Juan Caldera explicó que con la entrega de juguetes se le lleva alegría y diversión a centenares de niños que recibirán juguetes nuevos.

“Así regresamos las utilidades que nos da  el pueblo consumidor, rogamos a Dios  nos llene de bendiciones, de salud, pedimos a todo el  pueblo consumidor siga haciendo sus compras en el mercado Oriental en la zona Caldera y de esa manera capitalizar para llevar más actividades creativas  que den alegría a los y las niñas nicaragüenses”, expresó.

Caldera también aseguró que el próximo año será de muchas bendiciones, “un año de mucha prosperidad  y un año de muchas victorias”.

Madres que acompañaron a sus  niños a recibir los juguetes agradecieron al Padre Eslaquit y a Juan Caldera el detalle que tuvieron para compartir con los niños y niñas los juguetes.

“Está muy bueno esta celebración, porque así los niños van a tener un juguetito, yo todavía no le había comprado juguetes a mi niña”, señaló Ana Chávez, mama de una pequeña que recibió un juego de té.

“Está muy bueno que les den una bendición  a los niños con el regalo de su juguete. Son niños y tienen derecho a sus juguetitos”, expresó Luisa Moraga, otra madre que acompañó a sus hijos, quienes recibieron el generoso obsequio.