«Él (el presidente) está activamente a favor del intento de la senadora Dianne Feinstein de revivir la propuesta de reinstaurar la prohibición de las armas de asalto», ha indicado Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, en su rueda de prensa diaria.

Asimismo,ha agregado que Obama «apoya y apoyaría una nueva legislación que encare el problema del llamado vacío legal de las armas y otros elementos como los cargadores de amplia capacidad, por ejemplo».

Los senadores demócratas Dianne Feinstein y Chuck Schumer apoyaron el domingo la introducción de un proyecto de ley sobre el control de armas en el Congreso de Estados Unidos.
El problema de fondo

Feinstein anunció que espera presentar un proyecto de ley en cuanto se constituya el nuevo Congreso a partir de enero de 2013.

No obstante, Carney agregó que se trata de «un problema complejo que requiere más de una solución».

«Exige no solo reexaminar nuestras leyes sobre armas y cómo las aplicamos, sino también implicar a los profesionales de salud mental, los funcionarios de seguridad, educadores, padres y a las comunidades para encontrar estas soluciones», ha agregado el portavoz presidencial.

«Está claro que como nación no hemos hecho lo suficiente para encarar el azote de violencia de las armas en este país», ha reiterado Carney.

El pasado viernes 14, Adam Lanza, de 20 años, irrumpió en la escuela primaria de Sandy Hook y asesinó a 20 niños de entre 6 y 7 años de edad, así como a 6 adultos, antes de suicidarse.

Lanza había matado a tiros, previamente, a su madre.