La Embajada de Nicaragua en Costa Rica participó el pasado 15 de septiembre en una ofrenda floral en el parque Nacional en la ciudad de San José, a los pies del monumento de los héroes, el cual recuerda la lucha que dieron los países centroamericanos por su libertad en la campaña de 1856 frente a los filibusteros invasores comandados por el estadounidense William Walker.

El Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, encabezó los festejos patrios junto a los embajadores de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, acreditados en San José, quienes presentaron su ofrenda ante el monumento.

A este solemne acto también  asistió el cuerpo diplomático acreditado en el país, los ministros de gobierno y representantes de los tres poderes de la República.

Sobre la conmemoración del 196 aniversario de la independencia de Centroamérica de la Corona Española, el presidente Solís recordó hechos históricos y afirmó que se trata de un acontecimiento que se debe celebrar con “honor, gratitud y reconocimiento”.

El presidente costarricense hizo un llamado a “desterrar nacionalismos enfermizos y la xenofobia que separa los pueblos” y a “no tener miedo porque el miedo paraliza y evita entender las circunstancias en que los pueblos se desarrollan”.

Tras los discursos y el canto de los himnos la actividad se trasladó al Parque Central de San José para presenciar los desfiles de las bandas musicales que niños y jóvenes protagonizaron a lo largo de la principal avenida de la ciudad.